lunes, 3 de septiembre de 2007

Croacia 2007

Antes de leer este itinerario, me gustaría haceros unas recomendaciones:

-La inmensa mayoría de las playas son de piedra (por no decir todas). Aunque veáis a los niños croatas correteando por la playa, es porque deben de tener cayos de 2 cms. de grosor. En casi todos los pueblos cercanos a playas encontraréis las típicas tiendas de flotadores, colchonetas y tumbonas donde venden una especie de "gatos" (parecido a los "chapines" que utilizan los surfistas en invierno), que son perfectos y no sufriréis más a la hora de meteros en el agua. Sí ya los tenéis, no olvidéis meterlos a la maleta.

-Sí váis a hacer un recorrido por la islas con la línea local de ferries (jadrolininja) tened cuidado con los horarios, en agosto las colas son monumentales. Sí, por ejemplo queréis tomar el último ferry y os queréis asegurar de no quedaros en tierra, presentaos en el puerto más o menos a la hora del anterior ferry. Aún así, os tocará esperar.

-Sí a Dubrovnik la llaman "la perla del Adriático" es por algo...Me dió mucha pena no haberme quedado más tiempo. Para ver y disfrutar de la ciudad y alrededores utilizaría por lo menos 3 días y alojaos allí o en las cercanías. Ojo, es tan bonita que quizá el resto de ciudades desmerecen a su lado. Mi recomendación es que, sí podéis, dejad Dubrovnik para el final como broche de las vacaciones.


-Visita obligada: Subid a las murallas que recorren el perímetro del casco viejo de Dubrovnik. Cuesta unos 5€ y hay varias entradas a lo largo de su recorrido. Las vistas de las casas entremezcladas con torres e iglesias y como telón de fondo, el intenso azul del adriático son de lo mejor que he visto. Os aseguro que no sabréis a donde dirigir el objetivo de vuestra cámara ¡todo es fotografiable!

-Que no os de miedo comer o cenar en sitios con pinta elegante, Croacia en general es muy barato. Estuvimos cenando en un restaurante precioso junto al palacio Diocleciano y nos cobraron a los dos 60€. Es el mayor derroche que hicimos en todas las vacaciones (y cenamos de miedo), en el resto de lugares la cuenta no llegaba ni a 20€ los dos. Disfrutad de la comida mediterránea: ensaladas, pizzas, mejillones, marisco...El sabor de los tomates, pepinos y verdura en general es inigualable.

-Para los cerveceros: Las cervezas locales estan muy muy buenas...

-Al recorrido añadimos el parque natural de Krka, junto a Sibenik: Muy recomendable. Nos encantó hacer un cambio de tercio ya que Croacia en general es bastante arida y zambullirte en ese verdor y esas cascadas...una maravilla. Os adjunto una foto.

-Aún hay tramos por terminar de la autopista de la costa, desde Makarska hasta Dubrovnik no teneis más remedio que utilizar la carretera costera, sinuosa, estrecha en muchos tramos y con mucho tráfico en agosto, pero con unas vistas de cortar el hipo. Tened paciencia, la gente está de vacaciones y conduce despacito. Sí váis hacia el norte la autopista es también una buena opción: no tiene buenas vistas, pero es rápida y barata (Split-Zadar 3€).

CROATIA - una breve guía

Croatia se extiende desde las colinas y montanas del noroeste y del valle de Pannonian en el este, sobre la cadena montañosa de Dinara en su región central, hasta la costa adriática en el sur. El área de Croatia es de 56.542 km2, con 31.067 km2 adicional de aguas territoriales. La población de Croatia es 4.5 millones de personas. Su capital es Zagreb (779.145 habitantes - el centro administrativo, cultural, académico y de comunicación del país). La costa Adriática Croata, con sus 1185 islas, los islotes y los filones se considera una de las líneas de la costa más impresionantes de Europa.
¡Encontrar una manera satisfactoria de explorar estos dos mil kilómetros de línea de la costa en un día de fiesta es imposible! El tráfico costero es terrible.
Croatia está bendecida con una línea costera maravillosa que ha escapado milagrosamente al crecimiento excesivo de algunos otros destinos mediterráneos. Relajese con los magníficos paisajes, báñese en aguas no contaminadas y goce de la gastronomía local.

Croacia (República Hrvastka) es un país sorprendente. En serio. Yo he vuelto impresionado. En cinco días atravesamos gran parte del país con el coche, pero nos quedamos con la impresión de no haber visto prácticamente nada. Unos la visitan por sus costas, otros la visitan por visitar el escenario de una guerra. Ambos turistas se encontrarán, a buen seguro, con un país que no imaginan. ¿La culpa? Como siempre, los medios de comunicación. Croacia tiene dos caras. La cara costera, bañada por el incomparable, azul y transparente mar Adriático (el mar más bonito que he tenido nunca el gusto de ver), turísticas y espléndidas y la cara interior, en la que aún se pueden ver las secuelas de una guerra sobre la que se podría decir mucho. Una cosa hay en común en ambas caras: su gente. Nunca me había he encontrado con tanta hospitalidad y con tantas ganas de echar una mano.

LA CARA COSTERA
Las ciudades costeras se me antojan tanto más lindas cuanto más al sur me dirijo. A la derecha siempre está el Adriático, azul y tranquilo, entre la costa y las islas. La carretera por la que vamos no deja un sólo momento ese paisaje. A la izquierda las montañas. Si uno tiene mala suerte, lo más que le puede pasar es que se encuentre con un camión que le impida ir más rápido. Pero tampoco importa, es una carretera pensada para disfrutar del paisaje, no para correr. Si una cosa no hay que tener en Croacia es prisa. Rijeka es la primera gran ciudad que nos encontramos después de dejar Eslovenia. La zona del puerto es preciosa, lo mismo que su mercado, en el que probamos el burek, una especie de empanada rellena de queso o de carne. Comprobamos también, que el precio de las cosas es más o menos el mismo al del España, quizá un poco más barato incluso. Seguimos nuestro camino. La próxima parada prevista es Split, pero a mitad de camino, en un pueblecito llamado Karlobag, leemos 'zimmer / sobe'. Quizá sea una buena idea preguntar cuánto cuesta dormir allí. Por 100 kunas tenemos habitación y desayuno, con ducha, mantas y unos anfitriones muy hospitalarios. En Croacia es muy fácil encontrar este tipo de alojamientos, sobre todo en la costa. Es una opción muy barata, aunque dependiendo de cada uno puedes encontrar que se paga por habitación o por persona. En cualquier caso, siempre sale más barato que un hotel y se acaban haciendo amigos y aprendiendo unas cuantas palabras en croata. A partir de ahí, descartamos el uso de hoteles. Split es increíble. Impresiona el hecho de ver cómo se ha podido construir parte de una ciudad dentro de un palacio, el palacio de Diocleciano. Si hace buen tiempo, es muy recomendable sentarse en una terracita de la costa (baratísimas, no hay que tener miedo a los precios tampoco allí) y ver pasar a las mujeres crotas -que son tan lindas como las españolas-. Curiosamente, el hecho de ser español allí es una especie de pasaporte a la diversión... o al menos la gente de por allí se cree que ir con españoles debe serlo... Ya contaré más detalles cuando escriba sobre Split.
En cuanto a otra información práctica, el visitante debe saber que la República de Croacia forma parte de la zona horaria de Europa central, dos horas más con respecto al tiempo medio en Greenwich. El idioma oficial que se habla en Dubrovnik es el croata. El inglés es el segundo idioma que se enseña en las escuelas, pero también se hablan con fluidez otros idiomas.

GASTRONOMIA Y TIEMPO La verdad es que uno no se da cuenta de que ha salido de España de no ser por el idioma. El croata suena estupendo. La comida es tan mediterranea como la nuestra y no se priva uno de nada. Los 'Chevapis' o 'Burek' son el aperitivo ideal, se pueden comprar en cualquier puesto callejero, aunque los mejores son los de restaurantes tradicionales, por supuesto. El vino también se deja beber -sobre todo el tinto- y la cerveza es tan buena como cualquier otra.

¿Qué comer?
Aparte de la típica cocina europea, Croacia ofrece sus comidas y especialidades más populares: cuando se trata de entrantes no se pierda el famoso prosciutto (jamón serrano) de Dalmacia o Istria, los quesos de Pag o Lika, el queso de cabra, “kulen” - el salami de Eslavonia, los conocidos salchichones “èešnjovke” de la región de Samobor o Zagorje, y el queso fresco con nata.
Los platos principales varían según la zona del país: en Dalmacia, Primorje, en las islas y en Istria las especialidades son el pescado y los crustáceos, y si se decide por la carne pruebe la “pašticada” (carne de buey cocida en vino con especies) o el
cordero cocido.
En la parte continental de Croacia la oferta de carne es realmente rica.
Entre las especialidades destacan la pava con “mlinci”, el cordero asado, el cochinillo asado, los “štrukli” - deliciosos pasteles de queso cocidos o gratinados. En el apartado de los postres aparte de los ya mencionados “štrukli” hay que probar las deliciosas “orehnjaèa” (hojaldre de nueces), “makovnjaèa” (hojaldre de semillas de adormidera), los estrudels con queso o diferentes tipos de fruta.

¿Qué beber?
Los vinicultores croatas tienen una larga tradición de cultivo de la vid y de producción de vinos exquisitos y ligeros, tanto en la parte continental como en Primorje y Dalmacia. Las variedades de vinos tintos más conocidas en la zona del Adriático y en las islas son teran, merlot, kabernet, opolo, plavac, dingaè, postup, y entre los blancos malvazija, pošip, pinot, kujundžuša, žlahtina, muškat... En la parte continental hay que probar rizling, graševina, burgundac, traminac...
En cuanto a las bebidas fuertes son muy populares los aguardientes šljivovica, travarica, lozovaèa, y los licores el prošek y el maraschino.

En la gastronomía abunda el aceite, como en los deliciosos burek, un pastel cocinado a partir de capas de carne o queso y piroska, una rosquilla de queso procedente de la región de Zagreb. La costa adriática ofrece un marisco excelente; los platos regionales incluyen las gambas fritas, el prstaci (marisco) y el brodet dálmata (diversas variedades de pescados guisados con arroz). Tierra adentro, sobresalen especialidades como manistra od bobica (judías y sopa de maíz) o struckle (bollitos de requesón).Prácticamente todas las regiones producen sus propias variedades de vino.
Respecto al tiempo, nosotros tuvimos mala suerte y nos llovió cinco de los ocho días que pasamos allí, pero suele hacer bastante bueno según nos contaron. Se ve que llevamos el mal tiempo. De todas formas, hasta con lluvia la zona es digna de verse y de pasar un par de semanas -inlcuso más- con toda la calma del mundo por allí. Lo duro es regresar a España después. Eso sí, ya estoy planeando mi regreso...

DINERO Y ADUANA
Los derechos de aduana de la República de Croacia están de acuerdo con las convenciones de los países de la Unión Europea. Puede entrar y salir con normalidad con moneda extranjera, y existe un límite de 2.000 kunas para salida del país. Hay que declarar aparatos electrónicos de valor. Para información adicional le pedimos que visite http://www.carina.hr/

DEVOLUCIÓN DE IMPUESTOS PARA EXTRANJEROS
Por una compra superior a 500 kn, se puede pedir un formulario para el reembolso de impuestos que debe ser sellado en la frontera al salir de Croacia. El impuesto adicional (PDV) es del 22%. Teléfono de información de la aduana croata: 01/6102-333. COMPRAS Y

RECUERDOS
Los mejores recuerdos son objetos tradicionales hechos a mano; entre ellos puede encontrar géneros de punto, ganchillo (manteles, ropa) y encaje, joyas de plata y joyas hechas de coral y conchas. Es posible encontrar también objetos hechos a mano de madera y cerámica.Si quiere comprar ropa o zapatos, hemos de decir que los precios no son demasiado buenos. Si no le interesa la ropa cara, le recomendamos visite tiendas pequeñas y mercados. Los precios son más razonables y la oferta de temporada es bastante buena.

HORARIO COMERCIAL
El horario comercial es de 8 de la mañana a 8 de la tarde durante la semana y de 8 a 2 los sábados. Durante la temporada alta de verano, el horario comercial varía, desde los que están abiertos durante todo el día, hasta los que no abren entre las 12 y las 4 de la tarde.

PROPINAS
La propina no se incluye en el precio total de la comida o bebidas. Suele equivaler al 10% del precio total. Los taxistas normalmente no esperan propina, pero la apreciarán.

MONEDA
La moneda croata es la kuna. 1 kuna (HRK) = 100 lipas. Existen billetes de 1.000, 500, 200, 100, 50, 20, 10 e 5 kunas. Existen monedas de 5, 2 y 1 kuna, y 50, 20, 10, 5, 2 y 1 lipa.
La unidad de dinero croata es el Kuna (HRK). Los billetes croatas están dispuestos de la siguiente manera: de 1000 (raros), 500 200, 100, 50, 20, 10 y 5. El kuna está dividido en 100 lipas. Hay monedas plateadas de 1, 2 y 5 kunas más las monedas de 50, 20 y 10 lipas.
La tasa de cambio de kuna croata es fijada con respecto al euro. Por lo general los precios de hoteles, excursiones, alojamiento privado y billetes de avión son en euros aunque usted pague en kunas. En verano, la tasa de cambio es desfavorable para viajeros, ya que el gobierno aumenta el valor del kuna para ganar divisas.

1.00 EUR =7,383180 HRK

1.00 HRK Kuna =0.136 EUR Euro

BANCOS
El horario comercial de los bancos es de 8 de la mañana a 7 de la tarde los días de semana, y de 8 a 12 del mediodía los sábados. Todos los bancos están cerrados los domingos y fiestas oficiales. Los cajeros automáticos están a su disposición las 24 horas. Antes de partir, pregunte en su banco cual es el límite diario que puede sacar del cajero automático.

OFICINAS DE CAMBIO
Todos los bancos cambian dinero; además existen numerosas oficinas de cambio. Todos los hoteles y la mayoría de las agencias de viajes tienen sus propias oficinas de cambio. La lista de cotización de las diferentes divisas se publica en la prensa diaria y en las oficinas de los bancos.

MÉTODOS DE PAGO
En Croacia es posible pagar con las tarjetas de crédito Eurocard/Mastercard, Diners, American Express y Visa en casi todos los lugares. En todas las tiendas, restaurantes, agencias, hoteles u otros lugares de venta que admitan el pago con tarjeta de crédito verá una señal con el logotipo de la tarjeta de crédito que puede usar. Podrá también utilizar los cajeros automáticos para reintegros. En Correos puede también sacar dinero con las tarjetas de crédito Eurocard/Matercard y Diners.

Sociedad
Pueblo: 78,1% croatas; 12,1% serbios; eslavo-musulmanes 1%; húngaros 0,5%; eslovenos, 0,5%. Checos, italianos, gitanos. Religión: cristianos católicos, 76%, y ortodoxos, 11%; musulmanes, 1%. Idiomas: croata 96%; istriota, romaní, húngaro, checo, eslovaco, italiano. Principales partidos políticos: Bloque Croata (HB); Unión Cristiano-Demócrata Croata (HKDU); Unión Democrática Croata (HDZ); Partido de los Derechos Croatas (HSP); Partido Campesino Croata (HSS).

El Estado
Nombre oficial: Republika Hrvatska. División administrativa: 102 distritos. Capital: Zagreb 688.000 hab. (2003). Otras ciudades: Split 200.800 hab.; Rijeka 180.000 (2000). Gobierno: Stjepan Mesi, presidente desde febrero de 2000, reelecto en enero de 2005. Ivo Sanader, primer ministro desde diciembre de 2003. El Parlamento, una asamblea unicameral dominada Sabor, es uno de los más antiguos de Europa y tiene 152 miembros electos cada cuatro años (en los comicios parlamentarios de noviembre de 2003 se agregó un escaño). Fiesta nacional: 25 de junio, Independencia (1991). Fuerzas armadas: 105.000 efectivos (1995). Otras: 24.000 policía (incluye 1.000 efectivos desplegados en Bosnia).

Ambiente
Croacia limita por el norte con Eslovenia y Hungría, por el este con Serbia y posee al sur y al oeste una costa de 1.778 km. sobre el mar Adriático, la costa dálmata, con numerosos puertos y balnearios, además de un millar de islas. El territorio está formado por tres regiones de diferente morfología: las montañas del norte, alrededor de Zagreb; la cadena rocosa de la costa del Adriático; y los valles interiores de la cuenca de Panonia. La cadena de la costa está compuesta por los Alpes Dináricos y las cadenas de Valebit y de Velika Kapela, entre 700 y 2.200 metros de altura. Los valles interiores son bañados por el curso medio e inferior del río Sava, que atraviesa el país del noroeste al sureste, formando parte de la frontera con Bosnia y Herzegovina. El río Drava corre desde el norte, forma el límite con Hungría y desemboca en el Danubio, que forma parte de la divisoria entre Serbia y Croacia.

LENGUAJE
Es importante saber leer nombres de las ciudades (en caso de que vayáis a preguntar a alguien "Donde esta..", hay una diferencia entre leer algunas letras croatas y españolas. Pues: "nj" = leer ñ (como ñ de niña) "lj" = leer ll (como ll de la lluvia) "c" = leer ts (como c de la Barcelona) "č" o "ć" = leer ch (como ch de chaval) "š" = leer sch (como sch en palabra schweepes) "ž" i "dž" = ni idea como explicarles, tampoco son letras muy comunes y mas importante, cualquier "j" leer como "Y" griega.(Rijeka no es Rijeka, si no Riyeka) También, "pivo" o "piva" significa "cerveza", lo considero muy importante. Lo triste es que la cerveza en Croacia, en muchos sitios, no es tan fría como en España.

En el período anterior a 1991 Croacia (entonces parte de Yugoslavia, actual Serbia y Montenegro) iba camino de convertirse en la nueva costa del Sol. Numerosos aviones cargados de pasajeros procedentes de la Europa Occidental (10 millones al año) aterrizaban a orillas del Adriático en busca de sol, un bajo coste de vida, curiosidades medievales y quizá alguna playa nudista. Pero con el empuje independentista croata durante la violenta separación de Yugoslavia, la guerra convirtió ese sueño turístico en una pesadilla. A pesar de las recientes tragedias, los encantos de Croacia permanecen indemnes y el país se ha reconvertido en un imán para el turismo.
Su aura medieval todavía perdura en las calles empedradas de Rovinj y la Stari Grad (ciudad antigua) de Dubrovnik, recientemente restaurados. Croacia también alberga algunos de los mejores vestigios romanos de Europa, entre los que figura el inmenso palacio de Diocleciano, en Split. El clima y las playas siguen siendo magníficos y, si uno lo desea, puede practicar el nudismo.

El gobierno croata sobrevalora la kuna para conseguir divisas baratas. Los precios de los hoteles se indican en marcos alemanes para mantenerlos estables, aunque las cantidades se pagan en kunas croatas que se calculan con el cambio oficial del momento. Escasea el alojamiento económico, pero el transporte, la comida y las entradas para conciertos y teatro ofrecen unos precios razonables. Es factible viajar por Croacia con un presupuesto de 35 dólares diarios si uno se aloja en albergues o en habitaciones alquiladas en casas privadas; acampar resulta aún más barato. Para viajar con más comodidades, es necesario duplicar esta cantidad, y si uno aspira al lujo, incluso triplicarla.

Se pueden encontrar muchos lugares donde canjear dinero, y todos ofrecen la misma comisión. Aunque las oficinas de cambio las cobran, conviene tener en cuenta que algunos bancos no lo hacen. Las entidades son el único lugar donde se puede volver a cambiar kunas por una moneda más fuerte y donde es factible conseguir dinero en efectivo de la tarjeta de crédito, aunque no todos los bancos aceptan las tarjetas Visa.

Se aconseja redondear la cuenta del restaurante si el servicio ha sido satisfactorio, siempre y cuando no se haya incluido ya un recargo en la cuenta. En los bares y los taxis también se debe redondear la cantidad a pagar. Asimismo, los guías turísticos esperan una propina.

HISTORIA

Yugoslavia fue desmembrada por Hitler en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército alemán desató una campaña racista contra serbios, judíos, gitanos y croatas.
La resistencia dirigida por los comunistas organizó comités locales. Tras la ocupación de Zagreb por las guerrillas, en mayo de 1945, el Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Croacia asumió el gobierno. A fines de ese año, el país se unió a la nueva República Popular Federal de Yugoslavia.

A fines de 1980, la Liga de los Comunistas de Yugoslavia (LCY) renunció al monopolio que le asignaba la Constitución. En abril de 1990 se dieron las primeras elecciones pluripartidistas desde la Segunda Guerra Mundial (para la historia de la República Popular Federal de Yugoslavia, ver Serbia y Montenegro).

Los comunistas fueron derrotados por la Unión Democrática Croata (UDC), liderada por Franjo Tudjman. En 1991 Croacia declaró su independencia aunque la CEE y EE.UU. no la reconocieron. Los serbo-croatas del este tomaron el control de la tercera parte del territorio y expulsaron a los croatas, con ayuda del ejército yugoslavo. Croacia apoyó a los bosnio-croatas contra los serbo-bosnios, y luego contra los musulmanes, durante la guerra en Bosnia-Herzegovina (1992-95). Los serbios declararon la república de Krajina nuevo miembro de la federación Yugoslava.

En 1992, por medio de la Comunidad Europea, fue posible un plan de paz entre Serbia y Croacia. En mayo, la ONU reconoció a las ex repúblicas yugoslavas, Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina. A fines de 1992, el líder serbo-bosnio Radovan Karadzic anunció la formación de la República Serbia de Bosnia-Herzegovina y la república Serbia de Krajina, lo que condujo a nuevas hostilidades. La guerra de Croacia causó miles de muertes civiles. A fines de 1993 Tudjman y el presidente Izetbegovic de Bosnia-Herzegovina firmaron un cese el fuego.
Tudjman, reelecto presidente en 1992, restauró, en 1996, las relaciones diplomáticas con Serbia. Si bien la ocupación croata de Krajina fue considerada una de las mayores operaciones de limpieza étnica de la guerra en la ex Yugoslavia, en mayo de 1996 el tribunal de crímenes de guerra de La Haya sólo había juzgado, en ausencia, a ocho croatas.

Tudjman murió en 1999 y, en enero de 2000, su partido, la UDC, fue derrotado por una coalición de socialdemócratas y social-liberales. En febrero, Stjepan Mesic, del Partido Popular Croata, al acceder a la presidencia, anunció la intención de que Croacia se uniera a la OTAN y a la Unión Europea.

En febrero de 2001, cientos de miles de personas, liderados por veteranos de guerra, protestaron por los intentos de arresto al general Mirko Norac, sospechoso de crímenes de guerra. La derecha acusó al gobierno de traición, intentando derribar a Mesic y del primer ministro Ivica Racan. Éste último, fue cuestionado por cumplir con el pedido del Tribunal de La Haya de extraditar a los generales Ademi y Gotovina acusados de crímenes de guerra. El parlamento le permitió a Racan seguir en su cargo.

La UDC triunfó en noviembre de 2003 sobre la coalición de centroizquierda liderada por el ex primer ministro Ivica Racan. El nuevo líder, Ivo Sanader, afirmó que mantendría responsablemente las obligaciones internacionales incluyendo la cooperación con el tribunal de crímenes de guerra de la ONU. Un punto clave presentado en la campaña de gobierno fue la intención de ingresar a la OTAN en el año 2006, y formar parte de la Unión Europea en el 2007.
El líder serbio, Milan Babic, fue condenado a 13 años de cárcel, en junio de 2004, por el tribunal de La Haya, por su participación en crímenes de guerra perpetrados contra no serbios, durante su mandato en la autoproclamada República Serbia de Krajina, a inicios de la década de 1990. Babic fue acusado de participar en reiteradas «limpiezas étnicas». Según el juez que presidió el tribunal, Alphons Orie, Babic fue responsable de la muerte de más de 200 civiles, incluyendo mujeres y niños, y de confinar y encarcelar a cientos de civiles en condiciones inhumanas.
La UE comenzó, en diciembre de 2004, las conversaciones con Croacia para su incorporación al bloque, en marzo de 2005.

Mesic recibió un fuerte espaldarazo al triunfar en las elecciones presidenciales de enero de 2005. Estuvo a punto de ganar en primera vuelta, cuando recibió el 49% de los votos. En la segunda ronda derrotó a la vice primer ministro Jadranka Kosor por 66 a 34%. Si bien las plataformas electorales de Mesic y Kosor eran casi idénticas (mejorar la economía, desarrollar relaciones armoniosas con los países, ingresar a la UE, fue Mesic quien logró el apoyo de los candidatos de centro.

El no arresto del general Ante Gotovina, requerido por las cortes internacionales por crímenes de guerra, aplazó el ingreso de Croacia a la UE. En octubre, se dio el visto bueno para continuar las conversaciones de incorporación; finalmente, en diciembre, Ante Gotovina fue arrestado en España.

A inicios de 2006, aumentaba el apoyo popular a Gotovina en las calles de las ciudades croatas más importantes. El general era considerado un héroe de guerra desde que, en 1995, reconquistó la región de Krajina –que había caído en mano de los serbios durante el conflicto.

El escultor Iván Mestrovic es el más valorado en el ámbito artístico croata. El viajero puede apreciar su trabajo en la mayoría de plazas del país, además de en varios edificios impresionantes, como el Museo de Historia Croata en Zagreb. Entre las grandes figuras literarias destacan el dramaturgo del siglo XVI Marin Drzic y el novelista, dramaturgo y poeta del siglo XX Miroslav Krleza, cuyo último trabajo, The Banners, obra de varios volúmenes, novela la vida en Croacia durante el cambio de siglo.
La música tradicional proviene de una mezcla de estilos. El baile eslavo kolo se ejecuta en círculo acompañado de violinistas de estilo gitano o de la tambura, una mandolina croata. La suave guitarra dálmata y las bandas de acordeón reflejan una clara influencia italiana.
La mayoría de los croatas profesan el catolicismo, mientras que prácticamente todos los serbios son ortodoxos. Además de otras diferencias doctrinales, los cristianos ortodoxos veneran iconos, autorizan el matrimonio a los sacerdotes y no siguen los principios papales.

El catolicismo está regresando con fuerza después de haber sido reprimido durante el período comunista yugoslavo; los servicios dominicales reciben cada vez más afluencia de devotos. Los musulmanes constituyen un 1,1% de la población y los protestantes, un 0,4%. Zagreb alberga también una minoría judía.

Croacia posee dos lugares urbanos incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad reconocido por la UNESCO, que son toda la ciudad de Dubrovnik (conocida como la perla del Adriático) y el palacio de Diocleciano de Split, aunque localidades como Pula, Porec, Šibenik, Zadar, Osijek, Trogir o la misma Zagreb constituyen centros con un valor artístico, histórico y patrimonial incuestionable.En lo que a bellezas naturales se refiere, el país cuenta con siete parques nacionales, que son el de los lagos de Plitvice (asimismo incluido en el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), los archipiélagos de Kornati y Brijuni, el curso del río Krka, la isla de Mljet y las zonas montañosas de Risnjak y Paklenica. Las playas poseen una gran belleza debido a la peculiar nitidez de sus aguas, fruto ello de la barrera insular que frena la entrada de impurezas y corrientes y limita el oleaje hasta prácticamente hacerlo desaparecer, lo que favorece mucho la práctica del submarinismo y otros deportes acuáticos.

Split

Situado 150 km al norte de Dubrovnik, Split aparece como el centro de la provincia de Dalmacia. Se trata de la ciudad más grande de la costa adriática croata. Fue fundada en el siglo IV, cuando el emperador Diocleciano, conocido por su costumbre de arrojar a los seguidores de Jesús a los leones, construyó su palacio de verano. Cuando los bárbaros abandonaron la vecina colonia romana de Salona, muchos de sus habitantes huyeron a Split y se escondieron detrás de los altos muros del palacio. Split se ha convertido en una ciudad industrial, pero su casco antiguo, la alegría que se respira y la gran cantidad de lugares de interés que ofrece hacen de ella una de las urbes más fascinantes de Europa.
El palacio de Diocleciano se alza como uno de los restos de arquitectura romana más impresionantes del mundo. En realidad, se trata más de una fortaleza que de un palacio; su muralla medía antiguamente 215 por 180 m y, en su interior, se encontraban la residencia imperial, los templos y un mausoleo. Todavía se puede apreciar el vestíbulo del palacio original, la plaza con su columnata, el templo de Júpiter y los restos del mausoleo de Diocleciano, ahora convertidos en catedral. En el exterior permanecen algunos edificios medievales, entre ellos el Ayuntamiento del siglo XV. Se podría pasear durante horas por el complejo histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, y donde la animada vida diaria parece desarrollarse en un museo al aire libre.
El Museo Marítimo, uno de los más interesantes de la urbe, está situado en el interior de una fortaleza del siglo XVII. Alberga una gran colección de mapas, artefactos y maquetas. También merece la pena visitar el Museo Arqueológico ; parte de su colección se expone en el exterior. La Galería Mestrovic posee una colección extensa y muy bien organizada del escultor croata más importante.
Resulta bastante difícil encontrar alojamiento en Split, ya que en muchos de sus hoteles se hospedan refugiados y el negocio del alquiler en casas privadas, que se hundió durante la guerra, todavía está intentando remontar. Se puede llegar en avión o en tren desde Zagreb, en autobús desde cualquier punto del país y en ferry desde muchos puertos del continente y de las islas, incluyendo Dubrovnik, Hvar y Korcula.

LA CIUDAD DE Split, INFORMACIÓN DE INTERÉS
(Split, Croacia)Ciudad de Croacia, situada 170 Km. al suroeste de Sarajevo. Es un importante puerto pesquero y base naval del Adriático; es también un centro cultural y zona industrial que produce barcos, cemento, plásticos, maderas, vinos y alimentos procesados. La ciudad es un importante centro turístico que recibe visitantes de Dalmacia, y la Vieja ciudad es una joya arquitectónica situada sobre un cerro de 1.330 m. de altura. La ciudad creció alrededor de la casa de descanso del emperador romano Diocleciano, quien nació cerca de allí en el año 245 d.C. Se retiró en el año 305 al palacio que había construido en Split y fue sepultado allí en el 313. El palacio fortificado se convirtió después en una fábrica de uniformes romanos y en el núcleo de la ciudad. A principios del siglo VII, después de que la cercana ciudad romana de Salona fue saqueada por los avers, nómadas de Asia central, los refugiados convirtieron el palacio en una ciudad fortificada, y el mausoleo de Diocleciano en la catedral de la ciudad. La ciudad prosperó bajo el poder bizantino (812-1089) y veneciano (1420-1797) y se extendió más allá de las murallas, con hermosos edificios y un alto campanario. Split tiene varias iglesias antiguas como SV Nikola y Gospa od Zvonika, magníficos museos y una galería dedicada al escultor yugoslavo lván Mestrovic (1883-1962), que se encuentra en la villa que era propiedad del escultor. La ciudad está adornada con varias obras de Mestrovic. La ciudad de Klis, cercana a Salona, tiene las ruinas de un fuerte del siglo V. La antigua ciudad textil de Sinj, 30 km al noreste de Split, es famosa por su Sonjska Alka, un torneo medieval que se efectúa anualmente, el 15 de agosto, para conmemorar la batalla de 1815, en que los defensores de la ciudad derrotaron a los turcos, que los superaban en número. Su población es de 236.000Lo que más recomiendo para visitar en Split es el centro, el Palacio Diocleciano, donde uno realmente se transporta en el tiempo y en mi caso, absolutamente conectada con las raíces. Una vez allí, es imperdonable no cruzar a Brac; del otro lado de esta isla está el paraíso, las playas de Bol.

OBLIGATORIO EN SPLIT

...ver
la vista de las islas adriáticas desde Biokovo,
el Palacio de Diocleciano,
el casco antiguo de la ciudad de Trogir,
el portal de la Catedral de Trogir,
la calle más estrecha del mundo, llamada Pusti me proći (Déjame pasar),
la Gruta azul.
...visitar
el monasterio Pustinja Blaca en la isla de Brač, Salona,
el torneo caballeresco llamado Alka,
la playa del Cabo dorado.
...sentir
el perfume de lavanda en los campos de Hvar.
...saborear
los arambašići, el plato de carne típicode Sinj,
la tarta de Kaštel,
la tarta Makarana,
el postre llamado kroštule típico de la isla de Vis,
los bollos dálmatas conocidos como fritule,
el pan de jengibre de la isla de Hvar,
las uvas y los vinos locales.
...escuchar
los espectáculos musicales en el Peristilo de Split,
el Festival de Música Pop de Split,
conciertos de la canción dálmata.

Primeros pasos en Dalmacia
Split es el punto de partida ideal para lanzarse a descubrir la costa dálmata y sus magníficas islas. Antes de ello, sin embargo, tendremos que reservar un día para admirar dos monumentos inscritos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco: el palacio de Diocleciano y la ciudad medieval de Trogir.

Acontecimientos culturales en 2007: SPLIT: Veranos de Split, 14 de julio - 14 de agosto

Un crisol de culturas entre Oriente y Occidente

Para acceder a los 1.780 Km. de la costa dálmata y a sus 600 islas tendrá que pasar primero por Split, de donde salen los ferryes y catamaranes que comunican todo el litoral. Sin embargo, aunque haga esta visita de forma obligada, la segunda ciudad croata después de Zagreb le permitirá hacerse una buena idea de lo que hoy por hoy es Croacia: un país moderno que tras un primer acercamiento a la Unión Europea en 2000 ha apostado por abrirse al mundo; un fabuloso conjunto de paisajes y monumentos históricos; una encrucijada en definitiva de culturas e influjos.Al salir del aeropuerto el primer contacto con Split puede resultar un tanto frustrante: nos reciben bloques de pisos y polígonos industriales. Pero no se preocupe, se trata sólo de la primera impresión. En cuanto vea el mar tendrá la certeza de estar realmente "fuera de casa". Lo primero que haremos será pasear bajo el sol del muelle de Obala. Este agradable paseo festoneado de palmeras conduce hasta el puerto comercial. Sus amplias terrazas le invitarán a sumergirse de lleno en el ambiente al tiempo que degusta algunas de las especialidades heredadas del imperio austro-húngaro, como es el caso del café con nata montada.

Split
Situado 150 km al norte de Dubrovnik, Split aparece como el centro de la provincia de Dalmacia. Se trata de la ciudad más grande de la costa adriática croata. Fue fundada en el siglo IV, cuando el emperador Diocleciano, conocido por su costumbre de arrojar a los seguidores de Jesús a los leones, construyó su palacio de verano. Cuando los bárbaros abandonaron la vecina colonia romana de Salona, muchos de sus habitantes huyeron a Split y se escondieron detrás de los altos muros del palacio. Split se ha convertido en una ciudad industrial, pero su casco antiguo, la alegría que se respira y la gran cantidad de lugares de interés que ofrece hacen de ella una de las urbes más fascinantes de Europa.
El palacio de Diocleciano se alza como uno de los restos de arquitectura romana más impresionantes del mundo. En realidad, se trata más de una fortaleza que de un palacio; su muralla medía antiguamente 215 por 180 m y, en su interior, se encontraban la residencia imperial, los templos y un mausoleo. Todavía se puede apreciar el vestíbulo del palacio original, la plaza con su columnata, el templo de Júpiter y los restos del mausoleo de Diocleciano, ahora convertidos en catedral. En el exterior permanecen algunos edificios medievales, entre ellos el Ayuntamiento del siglo XV. Se podría pasear durante horas por el complejo histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, y donde la animada vida diaria parece desarrollarse en un museo al aire libre.
El Museo Marítimo, uno de los más interesantes de la urbe, está situado en el interior de una fortaleza del siglo XVII. Alberga una gran colección de mapas, artefactos y maquetas. También merece la pena visitar el Museo Arqueológico ; parte de su colección se expone en el exterior. La Galería Mestrovic posee una colección extensa y muy bien organizada del escultor croata más importante.
Resulta bastante difícil encontrar alojamiento en Split, ya que en muchos de sus hoteles se hospedan refugiados y el negocio del alquiler en casas privadas, que se hundió durante la guerra, todavía está intentando remontar. Se puede llegar en avión o en tren desde Zagreb, en autobús desde cualquier punto del país y en ferry desde muchos puertos del continente y de las islas, incluyendo Dubrovnik, Hvar y Korcula.

El palacio de Diocleciano, un museo viviente

Split debe su fama a un gigantesco palacio construido por deseo del emperador romano Diocleciano (245-313). Esta fortaleza de 40.000 m2 es el único palacio del Bajo Imperio cuyos muros permanecen aún de pie. La residencia fue construida entre 295 y 305 con los materiales más lujosos de la época: piedra blanca de la isla de Brac, mármoles de Italia y de Grecia, columnas corintias, esfinges de granito negro de Egipto... El paseo nos llevará ante la fachada meridional del palacio, orientada hacia el mar. Tome la puerta que llaman "marítima": penetrará así en los inmensos aposentos de Diocleciano. Al final del corredor, una escalera le llevará al peristilo. Este patio a cielo abierto rodeado de columnas era el centro neurálgico del palacio. Diocleciano aparecía en lo alto de la tribuna para recibir el homenaje de sus fieles. Adorado como hijo de Júpiter, el emperador mandó construir al este del peristilo un mausoleo en su honor. Más tarde, en 650, éste fue transformado en catedral por designio del arzobispo Juan de Rávena. Observe la magnífica puerta de madera de castaño tallada en 1214: sus 28 cuadros, enmarcados con motivos vegetales, relatan diferentes episodios de la vida de Cristo.Recorriendo los pasillos del palacio el visitante se encuentra inmerso en un barrio vivo y popular: la ropa tendida, los olores a comida flotando alrededor de las estatuas griegas... Aquí el palacio forma parte de la ciudad y la ciudad parte del palacio. Cuando los bárbaros destruyeron la vecina ciudad de Salona en 615, sus habitantes encontraron refugio en el recinto palaciego. De esta forma, el paso de los siglos convirtió la antigua residencia imperial en un populoso arrabal. Hoy, el palacio alberga a 3.000 inquilinos, la Oficina de Turismo y el café más a la moda de Split, el Louxor (situado enfrente de la esfinge).

Sótanos del palacio de Diocleciano
HR - 21000 Split

Condiciones de apertura: Abre jul-ago, 9-21; mayo-jun y sept-mediados oct, 10-18; mediados oct-abr, 10-14.Tarifas: 10 kn.Comentarios: En estas estancias subterráneas se encontraban, al parecer, las viviendas de los esclavos. Más tarde, en la Edad Media, se usaron como escombreras mientras se construían viviendas en el palacio. En 1956 empezaron a limpiarse de escombros y se descubrieron unos muros increíblemente gruesos y unas bóvedas de gran armonía. Su disposición permite imaginar cómo estaban dispuestos los aposentos imperiales, situados justo encima. La parte central conduce de la puerta de Bronce al peristilo del palacio y acoge puestos de artesanía.

Templo de Júpiter, HR - 21000 Split

Condiciones de apertura: Entrada conjunta con la catedral.Comentarios: Para asentar su poder, Diocleciano se proclamaba a sí mismo descendiente de Júpiter, y así mandó erigir este templo en el espacio reservado a los edificios religiosos (observe la esfinge egipcia en el exterior). Se trata del único que ha llegado a nuestros días, ya que los de Cibeles y Venus fueron destruidos. A finales del s. IX fue transformado en baptisterio de la catedral. Sus pilas bautismales, en forma de cruz, sorprenden por su imponente tamaño, que permite la inmersión total. Se realizaron en el s. XII con losas procedentes de un cancel prerrománico anterior (s. XI).

Catedral de San Domnio, HR - 21000 Split

Condiciones de apertura: Abre lu-sá 7-12 y 16-19.Tarifas: 5 kn (entrada al tesoro y al templo de Júpiter). Campanario: 5 kn.Comentarios: La catedral ocupa el antiguo mausoleo octogonal de Diocleciano, transformado en iglesia en el s. VII. Al principio estuvo consagrada a la Virgen, pero pronto se puso bajo la advocación de san Domnio, patrono de la ciudad y primer obispo de Salona. Admire la magnífica puerta de entrada, joya de la escultura medieval, realizada en 1214 por Andrija Buvina, un artista de Split. Observe en el interior la planta circular compacta y el excepcional estado de conservación que presenta la estructura romana, sobre el friso (donde se ven los bustos de Diocleciano y de la emperatriz Prisca sostenidos por amorcillos y escenas de caza). Aprecie la suntuosidad del mobiliario, empezando por el púlpito románico (ss. XIII-XIV) y el altar de San Anastasio (Sv. Staš), contemporáneo de Domnio y también víctima de Diocleciano. Su sarcófago está tallado con una delicadeza digna de admiración. Una delicadeza que también impresiona al observar con detalle la sillería del coro, realizada en el s. XVII con diversas influencias, desde el estilo lombardo al bizantino pasando por el islámico. No acabe la visita sin pasar por la cripta y el tesoro, que alberga un magnífico evangeliario, manuscrito miniado del s. VI. La subida al campanario (s. XIII) será el broche perfecto de la visita: desde lo alto de la torre disfrutará de una espléndida vista del palacio, aunque antes debe admirar los delicados bajorrelieves que adornan su muro exterior.

La Riva, HR - 21000 Split

Comentarios:La Riva es el nombre que dan los habitantes de Split a su paseo marítimo (Obala hrvatskoga narodnog preporoda, muelle del Renacer Nacional Croata). El muelle y el terraplén que lo completa fueron diseñados por el mariscal Marmont, y su construcción se prolongó durante todo el s. XIX. Plantado de palmeras, lleno de terrazas y con la bahía como telón de fondo, es una zona muy concurrida a cualquier hora del día.. La Riva acaba en la magnífica fachada sur del palacio de Diocleciano.

Kaštelet, Šetalište Ivana Meštrovica 39 HR - 21000 Split

Condiciones de apertura: Abre jun-oct, ma-sá 9-21, do 12-21.Tarifas: Entrada conjunta con la Galería Meštrovic (15 kn).Comentarios: Meštrovic compró esta antigua residencia de verano para instalar en ella sus esculturas. El escultor mandó construir la capilla de Santa Cruz para colgar una de sus creaciones más personales: una serie de bajorrelieves de madera que representan la vida de Cristo. Como una larga sucesión de cuadros, las escenas conducen la mirada del espectador hasta una descarnada Crucifixión. El artista empezó este colosal trabajo durante la I Guerra Mundial para reflejar el enorme sufrimiento que causó.

Barrio de los pescadores, HR - 21000 Split

Comentarios: En este barrio situado al oeste de las murallas vivían los más pobres, en particular los pescadores, que no disponían de medios para vivir en la ciudad. Empezó a poblarse en el s. XIV, cuando el mar bañaba aún las faldas del Marjan. Todavía se distinguen los acantilados siguiendo el litoral, a la izquierda de San Francisco. Esta iglesia depende de un monasterio franciscano donde están enterradas numerosas personalidades locales. Las callejas escarpadas le llevarán también a San Nicolás (Sv. Nikola), una adorable capillita prerrománica del s. XI.

Fachada este del palacio, HR - 21000 Split

Comentarios: La fachada este del palacio de Diocleciano existe todavía en toda su longitud (215 m), lo que permite imaginar la grandeza de este edificio que se empezó a construir en el año 298. Conserva también las dos torres de esquina cuadradas (la del sureste está completa), así como la puerta de Plata, cegada durante la Edad Media, luego reabierta y por fin restaurada tras la II Guerra Mundial. Observe, al otro lado de la calle, el baluarte Contarini, robusta fortificación que data de la época veneciana (s. XVII) y de la amenaza turca.

Mirador, HR - 21000 Split

Comentarios: Este mirador situado junto a la terraza del Vidilica Caffe ofrece una vista única del puerto, la Riva, el palacio y el campanario, que se recortan por delante de la ciudad moderna y su bosque de edificios. A lo lejos se distinguen dos macizos montañosos: el Mosor, a la derecha, y el Kozjak, a la izquierda. Entre los dos se alza el peñasco de la ciudadela de Klis. Detrás del café se encuentra el cementerio judío. En alta mar se perfila la silueta de la isla de Brac.

Peristilo, HR - 21000 Split

Comentarios: Este espléndido peristilo está rodeado de columnatas por tres lados. La del sur abría a los aposentos del emperador; todavía puede verse el pórtico de entrada enmarcado por pequeñas capillas (ss. XVI-XVII). Al este, la columnata alberga una esfinge (s. XV a.C.) que trajo Diocleciano de su campaña en Egipto (297-98). Al oeste, el café Luxor es un perfecto ejemplo de integración en la arquitectura del palacio: su fachada renacentista data del s. XV, aunque en el interior se sigue distinguiendo el contorno circular del templo de Venus.

Plaza del Pueblo, HR - 21000 Split

Condiciones de apertura: Museo Etnográfico: 10-14. Comentarios en inglés.Tarifas: 10 kn.Comentarios: Esta plaza, mucho más extensa que el peristilo, es el centro de la ciudad veneciana. Tras la construcción de los palacios municipales en los ss. XIV y XV se convirtió en el centro administrativo del casco antiguo. Fíjese en el palacio Ciprianis, de estilo románico tardío (finales del s. XIV) y en la torre románica del reloj. El antiguo ayuntamiento del s. XV preside el centro de la plaza. En su interior se encuentra el interesante Museo Etnográfico, que contiene armas antiguas y una impresionante colección de trajes tradicionales dálmatas

Jueves 9 de Agosto:
Por la mañana playa. Por la tarde ir hacia el norte y visitar Trojir, Sibenik y Vodice. A Trojir hay media hora, en total a Sibenik hay 1h. y 10m. Yo me quedaría en Vodice o Sibenik a cenar y tomar algo, ya que dicen que hay marcha. También en Novalja pero esta casi a 2h. de Sibenik.

Trogir, la rival de Venecia

Como asediada por el mar, Trogir surge en un islote a 28 Km. de Split entre la costa y la isla de Ciovo. Tras nuestro paso por la antigüedad romana, esta pequeña joya dálmata mimada por los cineastas nos transporta hasta el s. XIII, época en que la ciudad alcanzó su apogeo económico y cultural. Vista de cerca, se comprende que sus edificios románicos y renacentistas le hayan valido la inscripción en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1997. Y es que en su periodo de mayor esplendor, la ciudad dio al mundo artistas capaces de rivalizar con los venecianos. La catedral de San Lorenzo (s. XIII) en particular, es uno de los edificios más sobresalientes de toda Croacia. Su portada, labrada en 1240 por el croata Radovan, es una auténtica joya del arte románico. Enmarcada por dos leones
(Trogir, Croacia)que simbolizan la supremacía de Venecia sobre Dalmacia, en ella pueden verse dos figuras de Adán y Eva, que son por otra parte, los primeros desnudos de la escultura dálmata. Ya frente al mar, la fortaleza de Kamerlengo fue construida en el s. XVI para custodiar el oro de los venecianos. Un barco estaba siempre listo para zarpar con el tesoro en caso de que los turcos decidieran invadir el islote.Si le apetece darse un baño, olvídese de la playas de Trogir (demasiado concurridas) y vaya hasta las de Drvenik Mali o Drvenik Veli, accesibles en barco. Estas dos islas plantadas de olivos son paradisíacas: la primera cuenta incluso con una playa de arena, cosa rara en la región.

LA CIUDAD DE Trogir, INFORMACIÓN DE INTERÉS
Una de las ciudades más encantadoras de Dalmacia (Croacia). Se encuentra en una pequeña isla 20 Km. al oeste de Split. Está unida a tierra firme por medio de un puente. En un extremo de la isla se encuentra un campanario veneciano y una catedral románica-gótica que tiene una puerta tallada con diseños complicados. Casas de piedra caliza, iglesias, monasterios y palacios se hallan entre ellas y el Kastel-Kamerlengo, una fortaleza del siglo XV en ruinas, en el otro extremo de la isla. Entre Trogir y Split existen los restos de siete castillos medievales, de los que toma su nombre la «Riviera de los Siete Castillos» o «Kastela Riviera». Su población es de 6.200.

Catedral de San Lorenzo, HR - 21220 Trogir

Condiciones de apertura: Abre 8-13 y 16-19. Campanario: jun-sept, 9-13 y 17-19.Tarifas: 5 kn. Tesoro + baptisterio: 10 kn. Campanario: 10 kn.
Comentarios: La catedral de San Lorenzo es uno de los monumentos más destacados de la ciudad. Se construyó entre principios del s. XIII y principios del XVII y presenta todos los estilos arquitectónicos. Empiece admirando la portada occidental: la joya del santuario fue esculpida a partir de 1240 por Radovan con una increíble riqueza de detalles. El interior sorprende por la falta de luz y por la suciedad de la piedra, lo cual no impide admirar el púlpito octogonal de piedra con capiteles delicadamente esculpidos (finales del s. XIII) o la gran Crucifixión pintada (1440). Otra obra notable que no debe perderse es la espléndida capilla de Juan de Trogir, restaurada en 2001. Se añadió en el s. XV, es obra de Nicolás el Florentino, está considerada la segunda joya de la catedral y reúne todas las características del arte del Renacimiento. Los ángeles barrocos que custodian el sarcófago son un añadido del s. XVIIIAcérquese después hasta la sillería de madera del coro (1439), profusamente decorada e inspirada en el gótico veneciano, y vaya luego al tesoro, a fin de contemplar los relicarios, las vestiduras sacerdotales y otros objetos conservados en espléndidos armarios. La entrada incluye también la visita al magnífico baptisterio del s. XV. La visita concluye con la subida al campanario (47 m), cuyas plantas resumen los diferentes periodos de construcción (gótico, gótico veneciano, renacentista, barroco). Desde lo alto disfrutará de una magnífica vista de la ciudad y sus alrededores.

Plaza de Juan Pablo II, HR - 21220 Trogir

Condiciones de apertura: Pinacoteca: mayo-sept, 9.30-13.30 y 16.30-19.Tarifas: Pinacoteca: 5 kn.Comentarios: Esta plaza es el centro de la vida local. En ella se alzan importantes edificios, como el palacio Cipiko del s. XV, el más bello de Trogir, con dos cuerpos comunicadas mediante una pasarela; o el ayuntamiento, antiguo palacio de los rectores que data del s. XIII. También alberga una magnífica pinacoteca con pinturas de Blaž Jurjev (s. XV), crucifixiones pintadas y preciosos manuscritos. No deje de ver el antiguo tribunal, una logia situada en el lado sur, ni el dintel de la capilla de Santa Bárbara.

Šibenik
La ciudad de Šibenik combina magníficamente su pasado glorioso y noble con una belleza natural única. Paseando por la ciudad, podrá admirar la conocida Catedral de Santiago, el edificio renacentista más importante de Croacia.
A la ciudad de Šibenik, mencionada muchas veces por los reyes croatas, la naturaleza le regaló hermosas islas bañadas por el mar azul, así como el impresionante paisaje del Parque Nacional de Krka.
Su cultura, naturaleza, y la hospitalidad de sus habitantes hará que recuerde su estancia en Šibenik durante mucho tiempo. Los hoteles recién reformados le ofrecerán un alojamiento cómodo, y los restaurantes y tabernas, así como las discotecas y cafeterías, buena comida y diversión asegurada. Si en algún momento quiere ver algo nuevo, vaya de excursión a las cataratas de Krka, visite el convento franciscano que se encuentra en la pequeña isla de Visovac, o sienta la fuerza de la naturaleza mirando como cae el agua desde Skradinski buk, la catarata más grande del Parque Nacional.

Fortaleza de Santa Ana, HR - 22000 Šibenik

Comentarios: Esta fortaleza que se alza 70 m por encima del mar forma parte del sistema defensivo de Šibenik, construido a partir de la Edad Media. En el s. XV los venecianos le dieron su aspecto actual. Ofrece una magnífica vista de toda la ciudad, con la catedral y la ensenada. Al oeste se perciben claramente los restos de murallas que bajan por la ladera en dirección al mar. Todas las escaleras de la ciudad descendían desde la fortaleza hacia el mar, de modo que sus ocupantes podían huir rápidamente cuando llegaban los turcos.

Plaza de la República Croata, HR - 22000 Šibenik

Comentarios: Esta bonita plaza está rodeada de palacios barrocos de época veneciana que trepan por la colina. Fíjese en los bonitos lucernarios labrados y admire el antiguo ayuntamiento (Gradska vijecnica), de mediados del s. XVI. Tras ser destruido por los bombardeos aliados de 1943, recuperó su aspecto original gracias a una excelente reconstrucción. Presenta grandes soportales y un balcón de autoridades (hoy acristalado).

Catedral de Santiago, HR - 22000 Šibenik

Condiciones de apertura: Abre abr-sept, 8.30-20; oct-mayo, 8.30-12 y 16-18.30.Tarifas: 5 knComentarios: Esta obra maestra se construyó entre 1431 y 1536, pero el estilo gótico inicial no debió de convencer a las autoridades que la encargaron, ya que en 1441 encomendaron la continuación del proyecto a Jorge el Dálmata. Este artista era conocido por su sentido de la monumentalidad y por sus innovaciones estilísticas, que anunciaban ya el Renacimiento. Fue el autor de un brazo del crucero, del ábside, de la cúpula y de muchas esculturas. Nicolás el Florentino, discípulo suyo, acabó la techumbre y la parte superior de la fachada en el más puro estilo renacentista. Admire la fachada oeste del edificio: la puerta principal, gótica, convive con una parte superior típicamente renacentista. La fachada norte presenta una portada profusamente decorada en el estilo característico de Jorge el Dálmata. La espléndida cabecera despliega un magnífico friso con 72 personajes. Contemple la sacristía, sostenida por un pasaje abovedado con casetones de piedra ensamblados sin argamasa. Admire asimismo la bóveda de cañón del techo, de piedra, que ha dado fama al templo. También es de piedra la cúpula, que culmina a 38 m del suelo. La hermosísima nave de cañón triple reposa sobre 12 columnas góticas. A la izquierda hay un crucifijo gótico de madera pintada (1455) de gran expresividad. El broche de la visita es el baptisterio, ejemplo de transición al Renacimiento con su fusión de encajes de piedra y conchas.


Viernes 10 de Agosto:
Coger ferry en Split a Stari Grad (Isla de Hvar) a las 11:00. Tarda 1h. 45m. (llegaremos a las 12:45) y cuesta 5,20€ por persona y 35,47€ el coche. Comemos en Stari Grad. Atravesamos la isla hasta Sucuraj. De por medio hay un montón de playitas, podemos pararnos y echar 1 txombo. Hay como 1h. 15m. de viaje.

La isla de Hvar lo atraerá con su aroma de lavanda, su agradable clima mediterráneo y por ser la isla que tiene más horas del sol al año. La ciudad de Hvar además de salud y naturaleza le puede ofrecer su extraordinaria herencia cultural e histórica. La plaza de la ciudad, que es la más grande de Dalmacia, domina la ciudad rodeada de muros que tienen siete siglos de antigüedad. La plaza está rodeada de palacios de la época barroca y del Renacimiento. Hvar es destinación trendy donde por la noche puede divertirse aunque la diversión se inicia ya por la tarde en algunos bares que organizan apres-beach, baile en traje de baño! Llevado por el espíritu del pasado vaya a Stari Grad. Lugares pequeños como Vrboska o Jelsa lo encantarán con su tranquilidad y con el silencio de sus angostas callecitas y sus románticas plazas pequeñas.
Al sur de Brac se extiende Hvar, la isla más larga del Adriático. Es una isla de viñedos, de olivares y de campos de lavanda. Una isla con un mar limpio, de cobalto, y numerosos ma­nantiales de agua dulce, y todo un campeón de horas de sol, con mucha sombra natural para los que hayan escogido su frescura. Podríamos hablar largo y tendido sobre los orígenes de la historia croata en Hvar. Allí fue encontrado un relieve representando el barco más antiguo de Europa. En la ciudad de Hvar se encuentra también el teatro comunal más antiguo de Europa, fundado en el año 1612 en una de las plazas renacentistas más grandes de la ciudad, la catedral renacentista con su campanario original, un rico tesoro y pinturas de los viejos maestros. Entre los edificios de estilo gótico tardío cabe destacar el palacio, sin terminar, del poeta renacentista Petar Hektorovié. Del Palacio del Rector se ha conservado la torre del reloj, y junto a ella, una monumental loggia renacentista del siglo XVI.
Stari Grad en la isla de Hvar fue fundada en el año 385 antes de Cristo como colonia griega de Pharos. Está situada en lo más profundo de una bahía de 6 kilómetros de largo. En el empla­zamiento de la ciudad han sido encontradas, entre otras cosas, los restos de las murallas griegas, y se ha conservado también el palacio fortificado del poeta renacentista Petar Hekto­rovié, del siglo XVI, con un vivero de peces y arcadas. Vrboska, situada en lo más profundo de una larga bahía protegida, se caracteriza por la armoniosa arquitectura de las casas de piedra en las dos riberas de la bahía, unidas entre sí por toda una serie de pequeños puentes, y por una imponente iglesia-fortaleza, que data del siglo XVI. En Vrboska se halla también un museo marítimo, el más importante de ese tipo de la Costa del Adriático. Sin duda alguna, Hvar es una isla excepcional para pasar en ella unas vacaciones de verano o de invierno muy agradables. Gracias a su clima suave en invierno y a su rica vegetación subtropical, se ha ganado el nombre de Madeira croata.

Isla de Hvar, HR - 21450 Hvar

Comentarios: Los 68 Km. de la estrecha isla de Hvar se extienden de este a oeste. Por su tupido monte bajo, sus costas recostadas, su piedra de calidad y sus fértiles tierras (vino, miel y lavanda) es una de las islas más turísticas de Dalmacia, a pesar de la escasez de playas. Visite Hvar, un pueblo con mucho encanto y numerosos bares y restaurantes llenos de "gente guapa", y los inolvidables puertos de Stari Grad y Vrboska. La costa de los viñedos es también de visita obligada, así como la playa de Dubovica.

Stari Grad, HR - 21450 Hvar

Comentarios: Stari Grad (literalmente "ciudad vieja") fue fundada en 384 a.C. por los griegos. Hoy nos depara (sobre todo al sur) un dédalo de escaleras llenas de flores, balcones labrados, pasajes abovedados y jardines cerrados. No deje de visitar Tvrdalj: la casa de Petar Hektorovic (poeta del s. XVI), que alberga un maravilloso jardín. El monasterio dominico, de los ss. XV y XVI, también merece la pena, al igual que la capilla de San Juan (Sv. Ivana), construida en el s. XII en sustitución de un antiguo templo (observe los mosaicos del s. VI).

Sendero de la costa, HR - 21450 Hvar

Comentarios: Este sendero discurre hacia el oeste paralelo a los muelles, pasa junto a los hoteles y las lujosas villas y se pierde entre pinos sobre las rocas. Elija el sitio que prefiera para tomar el sol o bañarse.

Al sur de Brac está Hvar, la isla más larga de Adriático. Esto es una isla de viñedos, olivos y lavanda. La isla está rodeada por un mar cristalino de color cobalto, muchos manantiales de agua y el número más grande de horas de sol. Las muchas casas de piedra a lo largo de ambas costas, unidas por pequeños puentes, alcanzan la unidad armoniosa de Stari Grad, en Hvar, el museo de pescadores está en Vrbovska que es único en todo el Adriático. Hvar es, sin duda, una isla excepcional, un resort agradable en invierno y verano, con un clima suave y una exuberante vegetación subtropical. Pakleni otoci son un grupo especialmente interesante de islas con guijarrosas, arenosas y sobre todo playas nudistas y un mar rocoso, perfecto para la pesca de arpón. Es también un lugar conocido por navegantes.

Croatia's best beaches to explore
Hvar island: Milna & Dubovica beaches

Coger el ferry hasta Drvenik. Hay uno a las 16:30 y otro a las 18:00 y cuesta 1,64€ por persona y 11,78€ el coche. Tarda 25 minutos. Volvemos hacia Split, hay 1:30 de viaje. Estaremos en el hotel para las 20:00, justo pa makearnos y salir a cenar y toma algo.

Sábado 11 de Agosto:
Visita a Dubrovnik y Catvat todo el día. De camino parar en la playa que queramos. A Dubrovnik hay 3h.

LA CARA INTERIOR Desde Split hasta Dubrovnik optamos por coger la carretera interior, la que va a la región de la Krajina, una zona colindante a Bosnia i Hertzegovina que sí que sufrió durante la guerra. El contraste es brutal. Los pueblos son prácticamente todos fantasma y, de cuando en cuando, ves ropa tendida en lo que antaño fue una casa y ahora es una burla de hogar. Los techos están todos derrumbados, las ventanas rotas y se notan las marcas de los incendios. En las paredes de algunas se pueden leer las letras 'U.N.' y en otras luce pintada la bandera croata. Atravesar la Krajina es precioso y sobrecogedor. Nos cruzamos con algunas familias que intentar revivir la zona a base de agricultura o ganadería. A mitad de camino pasamos por Knin, un pueblo que parece que ha vuelto a la normalidad y desde cuyo castillo se pueden ver las colinas por las que no puedo dejar de imaginar tanques, artillería y soldados disparando constantemente. Se podría hablar mucho de esta zona, pero hay que verla. Las palabras se quedan cortas.


DE NUEVO EN LA CARA COSTERA. A 20 kilómetros de Dubrovnik hacemos otra parada. Zaton Mali se llama el pueblo. Paramos simplemente porque nos gusta el nombre del pueblo y después descubrimos que su nombre va a juego con el lugar. Un tercer 'sobe', esta vez en casa de un ex-combatiente que nos cuenta su visión de la guerra. Una interesante visión en compañía de un poco de 'Raki' (aguardiente típico de la zona del que nos regalan una botella destilada en su casa). Zaton Mali es uno de esos pueblos típicos de por allí, pegado al mar y cuya costa es toda muelle. Hay barcas por todas partes y de nuevo el Adriático se me antoja el mar más precioso del mundo. Me he enamorado de un mar. La montaña es ahora más montaña. Más vegetación, menos roca.

En Dubrovnik podéis comer o cenar en Arsenal, a primera vista os parecerá que os van pegar una buena "clavada", porque es un local decorado con un gusto tremendo y con pintas de sablar al turista; pero una buena cena, te saldrá por unos 30 euros por comensal, con música croata incluida en directo, y en un enclave excepcional.....por lo que es un lujo completamente asequible.
En Dubrovnik (lo que más me gustó, junto con las islas), tenéis que ir a un restaurante que hay en el puerto. No tiene pérdida porque se forman colas. Merece la pena esperar, es de pescadito y está muy bien de precio.
En todos restaurantes te cobran el cubierto, a razón de un euro de media por comensal, y en algunos sitios te cargan un impuesto, legal completamente, que llaman PDV o Tarifa, y que marca el 22%. Aun con todo, comer es un placer en Croacia, y a un precio bastante más barato que en España.

DUBROVNIK

Introducción: Ciudad de Croacia, puerto medieval y centro turístico situado sobre un cabo rocoso en Dalmacia, 145 km al sur de Sarajevo. La ciudad antigua, protegida por la fortaleza Revelin-del siglo XVI-localizada hacia el este, es sólo para peatones. Sus dobles murallas de 20 torres y bastiones circundan la catedral barroca y las exquisitas iglesias, los monasterios, los palacios, las fuentes y las casas de techos rojos o amarillos. Dubrovnik adquirió riquezas fabulosas con el comercio durante la Edad Media y fue una ciudad-Estado prácticamente independiente desde 1205 hasta 1808, año en que fue conquistada por Napoleón. El Congreso de Viena la asignó a Austria en 1815. Se le conocía como la «Atenas Eslava del Sur» y fue famosa por su arte y su literatura del siglo XV al XVII. Tiene, entre sus numerosos atractivos, varios museos; un funicular que hace un recorrido hacia la cumbre del monte Srdj, en las afueras de la ciudad; un aeropuerto internacional en Cilipi, hacia el sureste; un importante enlace de ferrocarril con Sarajevo y transbordadores que viajan a Venecia, Rijoka, Split y El Pireo. Su población es de 31.200 habitantes.

Como bien dijo el escritor irlandés Bernad Shaw, “aquellos que busquen el paraíso en la tierra, deben venir a Dubrovnik”. Que ese pensamiento le acompañe durante su visita a Dubrovnik, ciudad que durante siglos celosamente guarda su libertad pero que de corazón recibe a todos sus visitantes mostrando su exquisita belleza. Entre a la ciudad vieja por la puerta de Pile y pasee por Stradun, o Plac, que es el verdadero nombre de su calle más grande. No se sorprenda si no tiene palabras para expresar lo que ve, será señal de que ha viajado a través del tiempo. Aquí, hasta el más mínimo detalle es una obra de arte, lo que hace que el paseo por la ciudad vieja sea una continua exposición de arte. Quede con alguien bajo la estatua de Orlando, como hacen los nativos, pasee por las murallas que durante siglos han defendido la “querida y dulce libertad ” de los nativos del lugar, tal y como dice la letra del himno de la ciudad compuesto por Ivan Gunduliæ.Se sentirá especial alojándose en cualquiera de los hoteles de la ciudad, bebiendo café y disfrutando de la vista a la torre de Lovrijenac, en la cual se representa la obra “Hamlet” durante el Festival de Verano de Dubrovnik. No se olvide de probar el postre tradicional, una especie de flan típico llamado 'dubrovacka rozata'.

Dubrovnik
Fundada hace 1.300 años, el encanto de Dubrovnik reside en el antiguo barrio de Stari Grad, con sus pavimentos de mármol, sus empinadas calles adoquinadas, sus casas altas, conventos, iglesias, palacios, fuentes y museos, todos tallados en la misma piedra de tonalidad clara. La antigua muralla, remodelada junto al casco antiguo tras el terremoto de 1667, mantiene alejados a los conductores. Gracias a su ubicación en el extremo meridional de la costa adriática, la urbe cuenta con un clima agradable y una vegetación exuberante. Aunque sufrió duros bombardeos en 1991, Dubrovnik ha seguido un ambicioso plan de restauración coordinado por la Unesco, que había añadido la ciudad antigua a su catálogo en 1994. Los viajeros que la han visitado recientemente afirman que ahora ofrece un mejor aspecto, sobre todo porque aún no ha vuelto a sufrir la invasión de los turistas.
La Placa, su hermoso paseo, se extiende desde la parada de autobús que se encuentra en el exterior de la puerta del pilar hasta la torre del reloj, al otro lado de la urbe. En el interior de la puerta del pilar el monasterio franciscano alberga una farmacia que lleva despachando desde 1391. En el extremo opuesto de la Placa se halla la iglesia de San Blas, precioso edificio del barroco italiano, y el palacio gótico de la rectoría, construido en 1441. Este palacio es ahora un museo con habitaciones amuebladas, pinturas barrocas y exposiciones históricas. Justo enfrente se emplaza un animado mercado que abre por las mañanas.
Las murallas de Dubrovnik fueron construidas entre los siglos XIII y XVI y han permanecido intactas hasta la actualidad. Probablemente se trate de la fortificación más hermosa del mundo; mide más de 2Km. de largo y 25m. de alto, y cuenta con 16 torres. Ningún otro lugar ofrece un paisaje como éste. Un paseo alrededor de la muralla supone uno de los mayores placeres que aporta esta ciudad.
Se puede disfrutar del sol en sus playas, pero desplazarse en ferry hasta la isla de Lokrum puede resultar una alternativa más interesante. Toda la isla está catalogada como parque nacional, con una playa rocosa para nudistas, un jardín botánico y las ruinas de un monasterio benedictino. La forma más económica de pernoctar en Dubrovnik supone aceptar la oferta de alojamiento privado que se ofrece en la terminal del ferry, ya que los hoteles son mucho más caros.
Para llegar se puede tomar un avión en Zagreb, un autobús en cualquiera de las numerosas localidades que disponen de este servicio o un ferry en Hvar, Split, Zadar o Rijeka. Los barcos son más caros pero mucho más cómodos que el autobús. Los autobuses atraviesan la población fronteriza de Neum, donde Bosnia-Herzegovina alcanza la costa adriática, separando la costa meridional croata del resto del país.

Dubrovnik
La ciudad de Dubrovnik se sitúa en el extremo sur de la República de Croacia. La antigua Ragusa, rival de Venecia en el comercio por el Mediterráneo durante el siglo XV, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979 y reconstruida con esmero tras la guerra de 1991. Situada en la bella Costa Dálmata, vuelve a ser uno de los destinos turísticos más interesantes de Europa.
Cómo llegar No existen vuelos directos desde España hasta Dubrovnik, pero British Airways (Tel. 902 111 333), Alitalia (Tel. 902 100 323) y Lufthansa (Tel. 902 220 101) ofrecen conexiones vía una capital europea. El aeropuerto de Dubrovnik está a 18 kilómetros del centro de la ciudad. Existe un servicio regular de autobuses.
A tener en cuenta Para estancias inferiores a 90 días no se precisa visado. Se puede viajar a Croacia sólo con el pasaporte en regla. Desde Bari (Italia) parten ferries a Dubrovnik varios días a la semana. Dubrovnik es un destino para viajar todo el año. La temporada alta es en julio y agosto. Primavera y otoño brindan también muchos días de sol y de buen tiempo para la visita.

Principales visitas

Puerta Ploce. Es una de las entradas al barrio histórico y al puerto Viejo y uno de los extremos de la ruta de las murallas: 1.940 metros de longitud que pueden recorrerse por encima en una hora.

Palacio Sponza. Edificio de estilo gótico veneciano y renacentista, cuenta con un magnífico patio donde se realizan exposiciones y conciertos.

Iglesia de San Blas. Este templo de estilo barroco está coronado por varias estatuas de santos. En febrero, una procesión multitudinaria venera al santo, patrón de la ciudad.

Catedral. El altar Mayor está presidido por La Asunción de la Virgen, de Tiziano. Junto a la iglesia está el Tesoro, con unos 200 relicarios antiguos de fina orfebrería.

Monasterio franciscano. En él destacan el elegante claustro románico, su Tesoro de reliquias y una farmacia de 1317.

Fuente de Onofrio. Del siglo XV, en ella se lavaban los visitantes cuando entraban en la ciudad.

Isla de Lokrum. Reserva natural, esta frondosa isla a 700 m de la ciudad tiene una playa nudista y el Museo de Historia Natural.

Escapada a Cavtat. Veinte kilómetros al sur de Dubrovnik, este pueblo recuerda al Saint Tropez de los años 60. Su sombreado paseo marítimo es una línea de cafés y restaurantes frente al puerto, donde se mezclan yates y barcos de pescadores. Las callejuelas del pueblo se empinan entre capillas y patios con higueras hasta el espléndido mausoleo del escultor Mestrovic.

Las islas Elaphite. Sólo tres de ellas están habitadas: Kolocep, Lopud y Sipan, y apenas. Un ferry las une con Dubrovnik. Son ideales para sestear en sus pequeños pueblos, deambular entre los vestigios de un pasado glorioso -palacios y conventos- y perderse por los senderos que cruzan sus fragantes pinares hasta playitas de arena prácticamente vírgenes.

Las mejores vistas El casco antiguo de Dubrovnik está rodeado por un cinturón de murallas que pueden seguirse a pie. Desde ellas pueden verse las cúpulas y tejados de la ciudad perdiéndose en el mar. La torre Minceta es una de las que ofrecen buenas vistas. Siguiendo la costa, a dos kilómetros hacia el sur, hay un mirador elevado que domina la ciudad extendida alrededor del puerto viejo.

Actividades de ocio Las aguas del Adriático cercanas a Dubrovnik tienen muy buena fama para la práctica del submarinismo. En la ciudad, varias agencias -consultar en la oficina de turismo- ofrecen cursos y salidas especiales. Un ferry conecta Dubrovnik con la isla Lokrum, que cuenta con playas de aguas prístinas.
Citas tradicionales El Festival de Verano de Dubrovnik es el más prestigioso de Croacia. Se celebra cada año desde 1950. Durante los meses de julio y agosto, obras de teatro y danza y conciertos de todo tipo se celebran en plazas y edificios de la ciudad. La otra gran fiesta de Dubrovnik tiene lugar el 3 de febrero, cuando la población celebra el día del venerado san Blas, patrón de la ciudad.
Costa Dálmata Dubrovnik es una base ideal para descubrir el sur de Dalmacia. El archipiélago Elaphite es fácilmente accesible en verano con un barco a motor desde la ciudad. Las islas Kolocep, Lopud y Sipan destacan por sus bosques de pinos y las bonitas playas, y constituyen una magnífica excursión de un día. Hacia el sur, hay conexión en autobús con Cavtat, otra posible excursión de una jornada. Tiene interés tanto por la ciudad en sí como por sus playas. Algo más alejadas están las islas Mljet y Korcula, cubiertas por espesos bosques y pequeños pueblos.

Dubrovnik - Herencia cultural
Dubrovnik es conocida como la joya del Adriático principalmente por la enorme riqueza de su patrimonio artístico e histórico. El famoso escritor George Bernanrd Shaw escribió que «los que buscaban un paraíso en la tierra deberían venir a Dubrovnik». Han imitado su visita y sentido el mismo placer millones de personas en búsqueda del mismo sueño durante el último siglo en el cual Dubrovnik se ha convertido en un destino turístico obligado en el sur de Croacia. El nombre de la ciudad se deriva de los bosques de robles que crecían en las cercanías llamados dubrave. Las historias y las leyendas han dejado sus huellas e inscripciones en las fachadas de piedra del núcleo histórico de la ciudad, en las losas del pavimento de la calle principal Stradun, de otras calles a su alrededor y en la iglesia del patrón local San Blas. Lo mismo sucede con las fortalezas entre las que se destaca Lovrijenac, situada encima de un escarpado peñasco, que les costó muchos y vanos esfuerzos a los venecianos cuando intentaron amenazar la libertad de la República de Ragusa. Así mismo, la historia y la leyenda también han dejado memoria de los caballeros, príncipes y nobles de Dubrovnik.
Sin embargo, la característica emblemática de esta ciudad histórica protegida por la UNESCO son sus intactas murallas que encierran la ciudad dentro de una circunferencia continua de 1940 metros. Las murallas de Dubrovnik representan uno de los más bellos y más resistentes sistemas de fortificación en el Mediterráneo, dotado de torres, bastiones y alcázares individuales. Un paseo a lo largo de estas murallas proporciona la mejor imagen de todas las bellezas de piedra contenidas en la ciudad, dominada por su calle más famosa, Stradun, el camino más corto entre los portales oriental y occidental de Dubrovnik. La pulida superficie de esta calle enlosada, también la más larga del centro histórico, es el escenario de grandes acontecimientos municipales, entre los cuales el más conocido es el Festival de verano de Dubrovnik, pero también el lugar de encuentro, diversión, reunión y celebración espectacular del fin de año.
Las aguas de Dubrovnik han vuelto a ser testigos de la navegación de karaka, réplicas recientes de barcos de pasajeros o de carga que son un emblema de la gloria y del espíritu comercial de la República de Dubrovnik. A finales del siglo XVI los karaka de Dubrovnik estaban entre los más grandes barcos del mundo, mientras hoy en día transportan a turistas en excursiones a calas escondidas y pequeñas islas en las cercanías de Dubrovnik, así como por la «ruta de los piratas» por el Adriático.

OBLIGATORIO EN DUBROVNIK

...ver
el torneo guerrero de Moreška en la isla de Korčula,
las fachadas de piedra en el caso histórico de Dubrovnik y el pavimento de piedra en Stradun,
la iglesia de San Blas, el patrón de Dubrovnik,
las murallas de la ciudad de Dubrovnik.
...visitar
el Parque Nacional de Mljet,
las islas Elafitas,
la manifestación folclórica «Luz de luna sobre el Neretva»,
el Festival de verano de Dubrovnik,
la competición de deportes extremos Cro Challenge.
...sentir
la tranquilidad del río Neretva durante un safari en canoa.
...saborear
las ostras de Ston,
Dingač, el premiado vino croata,
los arancini (cáscaras caramelizadas de naranja, pomelo y limón),
kotonjata, la tarta de membrillo,
rožata, el flan típico,
anguilas del río Neretva,
ranas del valle fluvial del Neretva.
... escuchar
un concierto de Julian Rachin y amigos en Dubrovnik,
el Festival de verano de Dubrovnik: los directores, actores y músicos más famosos del mundo hacen que este festival artístico sea único.

Fortificaciones terrestres y torre Minceta (tvrdava Minceta) HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Dado que las amenazas más importantes y difíciles de combatir son las procedentes de tierra firme, las fortificaciones presentan por ese lado mayor grosor y una ejecución más elaborada (murete oblicuo para desviar las balas de cañón, foso...). Hoy, el conjunto ofrece la vista más bella e interesante de la ciudad amurallada, especialmente desde la terraza de la enorme torre Minceta (ss. XIV-XV). La panorámica que se divisa desde este edificio, punto culminante del complejo defensivo y dotada de almenas y matacanes, abarca toda la ciudad.

Calle Prijeko HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Esta calle repleta de restaurantes constituye el eje principal de la parte más reciente del casco antiguo. Aquí estuvo el antiguo arrabal croata, rediseñado tras el seísmo de 1667. Todas las casas son del mismo tipo: pozo en la planta baja y cocina en la última planta. Observe la belleza de las fachadas (nos 12, 17 y 24) y las callejas que suben hacia las murallas, decoradas con frondosas plantas (ficus, filodendros...) y ropa tendida.

Iglesia de San Ignacio de Loyola HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Esta copia de la iglesia de San Ignacio de Roma es obra del arquitecto romano Andrea Pozzo y se inició en 1699. Su estilo es un compendio de todas las características de la Contrarreforma (líneas curvas, columnas, pilastras, frontones, cúpula, molduras y cornisas interiores). Los suntuosos frescos murales (1735-37) fueron realizados por el siciliano Gaetano Garcia. Observe a la izquierda la gruta de Lourdes (1885), inhabitual en las iglesias y una de las primeras de este estilo en Europa. Recuerda la importancia del culto mariano entre los jesuitas.

Puerto viejo HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Descubra los elementos más característicos del viejo puerto: el fuerte de San Juan (s. XIV), que protegía el puerto y que hoy alberga el Museo Marítimo; sus grandes soportales, donde antes se encontraban las atarazanas, que acogen un café, y el pequeño espigón. Desde el extremo de este último distinguirá un promontorio, que actúa como rompeolas, y las imponentes fortificaciones de la ciudad.

Iglesia de San Blas HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Este edificio barroco (1715), consagrado al patrono y protector de la ciudad, contrasta con la sobriedad de Placa. Su imponente escalinata, su fachada profusamente decorada y su cúpula ocultan un interior compacto (nave corta) pero cálido (altar recargado de imágenes en torno a la imagen gótica de san Blas, en plata dorada del s. XV). Observe la profusión de bandas, festones y paramentos de altar, bordados con motivos tradicionales en un rojo intenso.


Plaza de la Logia HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:La loggia situada junto al célebre palacio Sponza da nombre a la antigua plaza del mercado. En el centro se yergue la columna de Rolando (Orlandov stup), el héroe que según la tradición salvó a Dubrovnik de los árabes. Su estatua (1418) servía como patrón de medida: la longitud de su antebrazo (51,20 cm) constituía el "codo raguseo", mientras que las muescas practicadas en la piedra, en la base de la columna, servían para calibrar la mercancía. La Torre del Reloj, de 1444 y reconstruida en 1929, cierra la perspectiva de la Placa.

Placa HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:La calle que une las dos puertas principales de la ciudad fue en su origen un brazo de mar colmatado en el s. XI. De estilo barroco muy sobrio, debe su excepcional unidad arquitectónica a la reconstrucción posterior al terremoto de 1667 y a que las autoridades de la ciudad impusieron la uniformidad de materiales (piedra blanca de Dalmacia), altura y fachada. Tiene tiendas y terrazas y es una de las zonas de paseo más concurridas.

Puerta Pile HR - 20000 Dubrovnik

Comentarios:Esta puerta recuerda la época en que la ciudad se cerraba por la noche. Sólo los católicos podían permanecer en su interior. Se levantaba entonces el puente levadizo (que sigue en pie custodiado por la imagen de san Blas, patrón de la ciudad, que sostiene una maqueta urbana) y se cerraban las puertas. La torre circular donde se encuentra la puerta exterior es de estilo renacentista (1537). La puerta interior (1460) es gótica y también está coronada con una imagen del santo patrón, aunque moderna esta vez.

Monasterio franciscano HR - 20000 Dubrovnik

Condiciones de apertura: Abre 9-18. Farmacia: lu-sá 8-12.Tarifas: Claustro: grat. Museo: 10 kn (niños: 5 kn).Comentarios: Este edificio religioso está organizado en torno a un elegante claustro de estilo románico tardío (1360). Observe la sucesión de arquerías sustentadas por finas columnillas geminadas de capiteles labrados. La terraza del primer piso, rodeada de una bonita balaustrada, está reservada a los monjes. El museo custodia objetos de la farmacia más antigua del país (3a del mundo), fundada en 1317 y abierta al público desde entonces. Entre las piezas más interesantes destacan la cruz procesional de Juan de Basilea (1440) y el relicario de la cabeza de santa Úrsula.

Palacio Sponza HR - 20000 Dubrovnik

Condiciones de apertura: Abre 9-13 y 20.30-22.30.Tarifas: Grat.Comentarios:Este palacio porticado albergó en su día la aduana y la Casa de la Moneda de la República de Ragusa. Hoy día custodia los archivos municipales (algunos documentos datan de 1022). Su magnífica fachada constituye un punto de encuentro de los estilos gótico y renacentista. Fue uno de los pocos edificios que sobrevivió al terremoto de 1667 y su esplendor permite imaginar la opulencia de los palacios de la época. Al fondo del patio se distinguen el antiguo mecanismo del reloj de la ciudad y un monumento conmemorativo de los combatientes croatas de 1991-1992.

Palacio del Rector HR - 20000 Dubrovnik

Condiciones de apertura: Abre lu-sá 9-14 (19, abr-oct).Tarifas: 20 kn (niños: 7 kn), audioguía 25 kn (muy interesante).Comentarios:En tiempos de la República el palacio albergó los aposentos del rector, la sala del Consejo Menor, dependencias administrativas, una sala de guardias, el arsenal y una prisión. La antigua fortaleza medieval se reconstruyó en el s. XV según planos de Onofrio, artífice del sistema de alcantarillado. Por aquel entonces, el edificio tenía una sola planta de estilo gótico. Tras una explosión de pólvora (1463), se restauró parcialmente en estilo renacentista. A raíz del terremoto de 1667 se añadieron algunas partes barrocas, incluso rococó. Sin embargo la combinación resulta armoniosa. Se accede por una hermosa galería exterior adornada con bellos capiteles renacentistas. Observe el situado en el extremo de la derecha, que representa a Esculapio vendiendo medicinas. El patio interior, antigua plaza pública, presenta una mezcla de elementos góticos y renacentistas y una bonita escalera barroca. A la derecha se distinguen las antiguas mazmorras. Frente a éstas, a la izquierda de la entrada, se encuentran las antiguas dependencias administrativas. La visita acaba en los aposentos del rector, situados en la primera planta. Éstos incluían las habitaciones privadas, la sala del Consejo Menor, las salas de recepción y la capilla. Entre las salas se encuentra también el gabinete donde cada noche se guardaban las llaves de las dos puertas de la ciudad. Entre las piezas más interesantes observe, en el gabinete, la escribanía napolitana barroca (finales del s. XVII).

Monasterio dominico HR - 20000 Dubrovnik

Condiciones de apertura: Acceso al claustro: 9-18.Tarifas: Claustro: grat. Museo: 10 kn (niños: 5 kn).Comentarios:Cuando la comunidad de Dominicos, fundada en 1225, construyó el monasterio, lo integró prácticamente en las murallas. El claustro, edificado entre 1456 y 1483, está rodeado de arquerías góticas y alberga un precioso jardín. Desde él se accede a la iglesia, donde se expone una inmensa Crucifixión pintada (1394), ofrecida como exvoto tras la gran epidemia de peste de 1394. El museo custodia la interesante colección de arte sacro del monasterio (incensario de plata, dedo relicario...) y una serie de cuadros de gran valor (Santa Magdalena y San Blas pintados por Tiziano).

Dubrovnik
Fundada hace 1.300 años, el encanto de Dubrovnik reside en el antiguo barrio de Stari Grad, con sus pavimentos de mármol, sus empinadas calles adoquinadas, sus casas altas, conventos, iglesias, palacios, fuentes y museos, todos tallados en la misma piedra de tonalidad clara. La antigua muralla, remodelada junto al casco antiguo tras el terremoto de 1667, mantiene alejados a los conductores. Gracias a su ubicación en el extremo meridional de la costa adriática, la urbe cuenta con un clima agradable y una vegetación exuberante. Aunque sufrió duros bombardeos en 1991, Dubrovnik ha seguido un ambicioso plan de restauración coordinado por la Unesco, que había añadido la ciudad antigua a su catálogo en 1994. Los viajeros que la han visitado recientemente afirman que ahora ofrece un mejor aspecto, sobre todo porque aún no ha vuelto a sufrir la invasión de los turistas.
La Placa, su hermoso paseo, se extiende desde la parada de autobús que se encuentra en el exterior de la puerta del pilar hasta la torre del reloj, al otro lado de la urbe. En el interior de la puerta del pilar el monasterio franciscano alberga una farmacia que lleva despachando desde 1391. En el extremo opuesto de la Placa se halla la iglesia de San Blas, precioso edificio del barroco italiano, y el palacio gótico de la rectoría, construido en 1441. Este palacio es ahora un museo con habitaciones amuebladas, pinturas barrocas y exposiciones históricas. Justo enfrente se emplaza un animado mercado que abre por las mañanas.
Las murallas de Dubrovnik fueron construidas entre los siglos XIII y XVI y han permanecido intactas hasta la actualidad. Probablemente se trate de la fortificación más hermosa del mundo; mide más de 2 km de largo y 25 m de alto, y cuenta con 16 torres. Ningún otro lugar ofrece un paisaje como éste. Un paseo alrededor de la muralla supone uno de los mayores placeres que aporta esta ciudad.
Se puede disfrutar del sol en sus playas, pero desplazarse en ferry hasta la isla de Lokrum puede resultar una alternativa más interesante. Toda la isla está catalogada como parque nacional, con una playa rocosa para nudistas, un jardín botánico y las ruinas de un monasterio benedictino. La forma más económica de pernoctar en Dubrovnik supone aceptar la oferta de alojamiento privado que se ofrece en la terminal del ferry, ya que los hoteles son mucho más caros.
Para llegar se puede tomar un avión en Zagreb, un autobús en cualquiera de las numerosas localidades que disponen de este servicio o un ferry en Hvar, Split, Zadar o Rijeka. Los barcos son más caros pero mucho más cómodos que el autobús. Los autobuses atraviesan la población fronteriza de Neum, donde Bosnia-Herzegovina alcanza la costa adriática, separando la costa meridional croata del resto del país.


LA CIUDAD DE Dubrovnik, INFORMACIÓN DE INTERÉS
Ciudad de Croacia, puerto medieval y centro turístico situado sobre un cabo rocoso en Dalmacia, 145 Km. al sur de Sarajevo. La ciudad antigua, protegida por la fortaleza Revelin-del siglo XVI-localizada hacia el este, es sólo para peatones. Sus dobles murallas de 20 torres y bastiones circundan la catedral barroca y las exquisitas iglesias, los monasterios, los palacios, las fuentes y las casas de techos rojos o amarillos. Dubrovnik adquirió riquezas fabulosas con el comercio durante la Edad Media y fue una ciudad-Estado prácticamente independiente desde 1205 hasta 1808, año en que fue conquistada por Napoleón. El Congreso de Viena la asignó a Austria en 1815. Se le conocía como la «Atenas Eslava del Sur» y fue famosa por su arte y su literatura del siglo XV al XVII. Tiene, entre sus numerosos atractivos, varios museos; un funicular que hace un recorrido hacia la cumbre del monte Srdj, en las afueras de la ciudad; un aeropuerto internacional en Cilipi, hacia el sureste; un importante enlace de ferrocarril con Sarajevo y transbordadores que viajan a Venecia, Rijoka, Split y El Pireo. Su población es de 31.200 habitantes.Dubrovnik es una ciudad costera de Croacia ubicada en el sur de Dalmacia. Tiene una población (2001) de 43.770 habitantes. Es uno de los centro turísticos más importantes del mar Adriático. Se la conoce como "la perla del Adriático". Capital del condado de Dubrovnik-Neretva Dubrovnik se fundó para unir dos pequeñas ciudades: Laus que estaba en una pequeña isla al sur de la costa dálmata y Dubrava un asentamiento eslavo en una colina. La ciudad quedó prácticamente derruida en 1667 después de un fuerte terremoto. Se reconstruyó alrededor de la actual Placa. Se fortificó la ciudad y se construyeron dos puertos uno a cada lado del istmo. Desde el siglo XIV hasta 1808, la ciudad se autogobernó como un estado libre denominado "República de Ragusa", también conocida como República de Dubrovnik. Esta república alcanzó su cenit entre el siglo XV y el siglo XVI cuando rivalizaba con la República de Venecia. La República fue perdiendo importancia después de la crisis de la navegación en el Mediterráneo y, especialmente, tras el terremoto de 1667. En 1669 se vio forzada a pactar con los Otomanos para protegerse del avance de las tropas venecianas. El final de la República de Dubrovnik llegó con la conquista realizada por las tropas napoleónicas en 1806. En 1808 se abolió oficialmente la República de Dubrovnik. En 1815, Dubrovnik fue anexionada a Austria y permaneció anexionada hasta 1918 cuando entró a formar parte del "Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos", (Yugoslavia a partir de 1929). Al inicio de la Segunda Guerra Mundial, Dubrovnik formó parte del Estado Independiente de Croacia. Desde abril de 1941 hasta septiembre de 1943, la ciudad estuvo ocupada primero por tropas italianas y después por tropas alemanas. Fue liberada por los partisanos en octubre de 1944. En 1991 tras la declaración de independencia de Croacia, la ciudad fue bombardeada y sufrió algunos daños. Al finalizar la Guerra de los Balcanes la UNESCO inició la reconstrucción de la ciudad. La reconstrucción de los edificios se realizó siguiendo la arquitectura original para conservar la estética. Además, se protegió el resto de los edificios contra los terremotos.

Como llegar: Cerca de Dubrovnik
Descripción: Cavtat es una pintoresca ciudad situada a 16 kilómetros de Dubrovnik. cuenta con una población de 1,500 habitantes, y forma parte de la riviera de Dubrovnik. el área de cavtat es atractiva principalmente por la vegetación mediterránea que la cubre completamente. otra ventaja es la limpieza y claridad del mar y una combinación muy atractiva de la nueva y vieja arquitectura. antiguamente, cavtat fue una colonia de Grecia conocida como epidaurum, por lo que su vida cultural y su tradición histórica se ha enriquecido. entre los atractivos de cavtat se encuentran el palacio de rectoría, la iglesia barroca de san nicolás, el monasterio franciscano, la colección científica bogišić:-s, la galería de arte vlaho bukovac, el mausoleo rač:ić:, diseñado por el famoso escultor croata ivan meštrović:, sitios arqueológicos del período pre- eslavo, murallas, la tumba de Šipun etc. cavtat nos ofrece además una planicie de 7 Km. con caminos de pinos boscosos a unos cuantos metros del mar. cavtat es uno de esos lugares extraordinarios en la costa de Croacia que ofrece una gran armonía.

Domingo 12 de Agosto:
Por la mañana salir hacia el norte en dirección a Zadar. Nos desviamos en Murter para hacer un recorrido por el archipielago de kornati. También Arausa tours, en Vodice, hace excursiones a Kornati, k, si no he entendido mal, salen a las 9 de la mañana. Hasta Vodice se tarda 1h. y 20 m.
ARAUSA TOURS 22211 VODICE, CROATIA

Según la leyenda, Kornati es un laberinto de pasos de mar e islas creados por los acantilados de roca que Dios dejó allí después terminar de hacer el Mundo. Él los lanzó al mar, se volvió y concluyó que ninguna otra reparación era necesaria. El tritemente célebre Jorge Bernardo Shaw dijo de este grupo de islas, las más dentadas de Adriático y Mediterráneo consistentes en 140 islas, islotes y arrecifes: "Los Dioses quisieron coronar su trabajo, pues el último día, de sus lágrimas, de las estrellas y de su aliento ellos crearon Kornati." Hay muchos pueblos de pescadores que periodicamente son habitados ya que son ricas en el pesca y a menudo son el principal destino de pescadores de deporte. Kornati es sobre todo interesante para navegantes y thatvs por qué hay dos entradas náuticas: Zut y Piskera.

Kornati – top destinacion para el año 2006.

Si viene a Kornati posiblemente al principio lo confunda el choque entre la aguda blancura del pedregal y el azul tranquilizante del mar que esconde los infinitos secretos de sus habitantes. Pero, conociendo este fenómeno natural comprenderá que se trata de una complementación fantástica. El encuentro de estos extremos creó uno de los parques nacionales croatas que deja a todos sin aliento. El periodista de Nacional Geographic Adventure, Jon Bowermaster, partió en kayac desde Zadar hasta Dubrovnik y en su viaje quedó maravillado con Kornati y “su belleza intacta y austera; cultivada pero indomable”.

¿Qué es lo que lo maravilló tanto? Posiblemente las conocidas “coronas” de Kornati, que son al mismo tiempo también el fenómeno más conocido del Parque Nacional. Este hermoso nombre merecidamente lo recibieron los riscos blancos verticales que apuntan hacia el mar abierto. Las coronas son testigos y al mismo tiempo el más hermoso resultado de los largos procesos geológicos que las formaron con paciencia y cuidado.El cormorán monudo, el halcón gris y el vencejo común son solamente algunos de los habitantes que encontraron su hogar justamente en las coronas. Usted se maravillará con las coronas desde lejos, pues está prohibido treparse a las mismas. Las coronas naturalmente se extienden también bajo el mar lo que abre una nueva dimensión que puede conocer si practica buceo.Siete zonas de buceo lo invitan a descubrir las excitaciones submarinas – Usted solamente abandónese a la conducción de alguno de los centros de buceo locales que seguramente le darán una buena recomendación. Para aquellos que no son amantes del buceo las vistas desde Kornati son la solución – por eso encamínese hacia Metlina, Opat, Vrujsko, hacia la cumbre de Litnji o hacia Otoèevac y disfrutará de una vista de todo el territorio del Parque Nacional. Puesto que la parte terrestre del Parque es propiedad privada de los habitantes de las islas circundantes, trepar a cualquiera de las cumbres exige cuidado y cautela, lo que en general vale también para los paseos por las islas.Seguramente le interesa si también en el pasado vivía gente en Kornati. Visite las fortalezas ilíricas que son las construcciones más antiguas de las islas y se ubicaron en las zonas altas de las islas de Kornat y Žut. El período bizantino nos dejó la fortaleza de Tureta, en la isla de Kornat, que se supone fue construida en el siglo VI con la finalidad de proteger y acompanar la navegación de los barcos en el Mar Adriático de entonces que era bastante inseguro. Le va a resultar interesante también la visita a la salina en Lavsa, es decir a sus restos que hoy están sumergidos, pero también a la pequeña isla de Vela Panitula, donde a principios del siglo XVI fue construido un castillo veneciano. En ese castillo los pecadores de Kornati dejaban el dinero del impuesto al pescado y la difícil vida de los pescadores los llevó a construir un pueblo en el cercano islote de Piškera donde vivían solamente durante la “oscuridad veraniega”, que es cuando en el cielo no hay luna y cuando se pesca con mayor facilidad el pescado azul o graso. Con la caída de la República de Venecia desapareció también la tradición de habitar periódicamente el islote y por eso se pueden ver solamente unos pocos restos del pueblo.La excursión a Kornati sin dudas será una significativa pieza en el rompecabezas de su visita a Croacia, pues el paseo por las islas será un interesante recorrido a través de los tiempos pretéritos, mientras que las vistas a las beldades de Kornati lo convencerán de que la naturaleza realmente pensó en todo. Debe darse tiempo y conocer todas las bellezas que esconde Kornati y quien sabe, por ahí esta belleza algo salvaje lo estimule a encontrar algunos valores olvidados ya desde hace tiempo en su interior.

El otro Parque Nacional isleño, el de Kornati, es el archipiélago más accidentado en todo el Mediterráneo con nada menos que 140 islas, islotes y peñascos deshabitados que son un paraíso para los navegantes, Robinsones y buzos.
Creo k las excursiones suelen ser para todo el día, o hasta las 17:00 o así. De vuelta para el hotel a makearnos y cenar por ahí. Si nos apetece podríamos cenar en Novalja...Aunque creo k taremos guarros y con ganas de ducharnos.

Lunes 13 de Agosto:
Compraría algo para hacer unos bocatas para pasar el día, he visto fotos de donde vamos y no se ve mucho bareto...es raro pero no se ve. Coger por la mañana el ferry a la isla de Brac. Hay ferries desde las 5:00 hasta las 23:00 y cuesta 3,83€ y 17,39€ el coche. Vamos a ir a bol (Zlatni Rat), una playa muy famosa y se tarda media hora.

'A través de' Split, una ciudad de armoniosa estructura con valores culturales e históricos, con un aeropuerto y un puerto donde está la isla Brac, la más alta y por el tamaño la tercera isla más grande del Adriático. Está cubierta de bosques de pino, viñedos y olivares y la piedra mundialmente famosa de Brachas, que ha sido usada en la construcción de muchos edificios importantes (por ejemplo la Casa Blanca en Washington DC) . La bonita playa Zlatni rat está situada en Bol, que es la ciudad turística más grande sobre la zona sur de la isla. La playa se encuentra sobre un cabo cubierto de guijarros que se mueven de un lado a otro, dependiendo del viento y las olas.Usted tendrá que admitir que esta es la única playa que ha oído que cambia su forma de día en día. Hay muchos balnearios y resorts en Brac: Postira, Milna, Supetar...

BRAC - la isla con playa para surfear y desierto de palacios de piedra
No muy lejos de Bol, localidad mundialmente conocida, y de la playa de Zlatni rat, preferida de los sufistas, se encuentra la bahía de Blaca, y a dos kilómetros hacia el interior de la misma se encuentra un pueblo atípico. Se trata de un pueblo desértico (eremitorio) que construyeron en la roca misma en el siglo XV los sacerdotes de Poljica y hasta el complejo aún hoy en día se puede llegar solamente a pie. Los sacerdotes glagolíticos, perseguidos por los turcos, eligieron como refugio una zona inaccesible, seca, desértica y casi sin vida en el interior de la isla y su aspereza rocosa con numerosas cavernas la transformaron en una construcción de piedra impresionante. Recién llegados construyeron la iglesia y el convento en la caverna Ljubitovica, que después de la reconstrucción del año 1757 se conservaron hasta el día de hoy. En realidad en Blaca se vivió hasta el año 1963 inclusive, cuando el complejo completo fue declarado institución científica y museológica y su totalidad arquitectónica está formada por espacios etnográficos auténticos: cocina con horno de pan, salas de piedra con muebles estilísticos lujosos y con la extraordinariamente rica biblioteca sacerdotal en la que se cuida el irrepetible atlas de H. Hondius y J. Iasonius del año 1623.El complejo lo enriquecen el archivo, la pequeña imprenta y el observatorio astronómico con un enorme telescopio que era propiedad del destacado astrónomo mundialmente conocido y último sacerdote en Blaca – don Niko Milicevic, cuyos estudios fueron publicados durante decenios en el distinguido diario vienés Astronomische Nachrichten. Entre los materiales expuestos más valiosos se cuentan las pinturas de la escuela veneciana del siglo XVII.

Estamos allí hasta k nos de la gana y por la tarde (como maximo a las 17:00) nos cruzamos la isla hasta Sumartin (se tarda 25m.) pa coger otro ferry (k cuesta los mismo k el anterior) y desembocar en Makarska. Cuidado, el ultimo es a las 18:00. Visitamos Makarska y de vuelta al hotel.

Croatia's best beaches to explore



Makarska Riviera beaches
BrelaBrela beaches

Brela is south of Split and north of the resort of Makarska. It is an attractive village set on a beautiful full six kilometers of white pebbly beach and is surrounded by fig trees, olive groves and lovely pine woods. The beach at Brela slopes gently into the safe blue sea making it an ideal place for family holidays with young children. Setting is spectacular: white pebbles underneath the huge Biokovo maintain. Forbes magazine recently put it in the top 20 beaches of the world. The most popular beaches are Punta Rata and Berulija, both awarded with Blue Flag.Punta Rata is a long, stretched, pebbled , resort beach surrounded by restaurants and coffee shops. The beach has lifeguards, lifesaving equipment, facilities for disabled, doctor, sport facilities, catering facilities. The lifeguards are present on the beach from June 1-September 30, from 8 a.m. till 8 p.m. The beach is located in the vicinity of the Biokovo Mountain Park of Nature, in a pine forest, on the outskirts of Brela community.

MAKARSKA - la ciudad donde se cuidan los más valiosos caracoles y conchas del mundo
En Makarska, en el sótano del convento franciscano se encuentra el Museo Malacológico, es decir el museo de conchas y caracoles cuya colección se considera la más valiosa del mundo. Además de las conchas y los caracoles que no son presentados solamente desde el punto de vista morfológico y biológico sino también como fenómeno histórico y cultural, que incluye el cuento sobre la historia de las conchas como alimento y como medio de pago, el museo cuida también una pequeña colección de los restos fósiles de la parte litoral e interior de Makarska. Los objetos expuestos en el museo tienen su origen en el Mar Adriático pero también en los océanos internacionales y por ello el significado de esta colección supera la importancia regional. Forman parte del patrimonio del convento también un archivo ordenado, una rica biblioteca y una colección de cuadros y objetos artísticos de gran valor.

Makarska
Biokovo Mountain, Makarska Tipo de atracción: Montaña; Vistas panorámicas
St. Mark's Church -- Makarska, Makarska Tipo de atracción: Lugar religioso

Monte Sveti Jure, HR - 21300 Makarska

Condiciones de apertura: Makarska es el punto de partida para subir a pie al Sveti Jure: la ascensión se hace en 5h30-6h y exige buena forma física.Comentarios: La cima del monte Sveti Jure (1.762 m) brinda un impresionante panorama de las laderas estriadas que bajan bruscamente hacia las islas y el mar. La pequeña ermita de San Jorge (Sv. Jure) acoge cada año una romería.


Martes 14 de Agosto:
Yo me tocaría la seta en la playa, sin más, por ser el ultimo día. Pero aun nos queda una isla muy importante, Korcula. Si nos apetece vamos y si no pues nada. Salimos tarde, a las 11:00 o así y cogemos la carretera hasta Ston, k habrá como 2 horas. Comemos en Ston.

STON - la ciudad en la que se encuentra "la muralla china europea"
Entre Ston y Mali Ston se extiende un sistema de muros fortificados y los edificios correspondientes construidos durante el siglo XIV para la defensa de los ataques turcos. En la época de la República de Dubrovnik los muros fueron renovados y construidos adicionalmente y su extensión total era de 5,5 Km. El muro tenía nada menos que 40 torres y 7 fortalezas y por su monumentalidad y solidez fue denominado “la muralla china europea”. La base del sistema defensivo, que fue planificado con tanto cuidado que la ciudad fue realmente inexpugnable desde el continente, estaba compuesto de 3 fortalezas: Veliki Kaštio en Ston, Koruna en Mali Ston y la fortaleza en la colina de Podzvizd. Veliki Kaštio era al mismo tiempo vivienda, granero y depósito de armas; Koruna, gran fortaleza con cinco torres que miraban hacia el mar, que se empezó a construir en el año 1347, sirvió durante siglos como puerto exportador de la sal. Después de la caída de la República de Dubrovnik se inició el derrumbe de los muros y sus bloques de piedra fueron vendidos como material de construcción para escuelas y municipios. Hoy se pueden ver restos de 3 torres y partes del imponente muro y no se debe perder la oportunidad de probar las ostras del conocido criadero de Ston.

Finalmente, después de convertir un viaje de un día en uno de cuatro, llegamos a nuestro destino: Dubrovnik. Si Split me impresionó, Dubrovnik me atrapó por completo. Sus murallas, su casco antiguo con sus calles, su puerto y, por supuesto, su gente. A pesar de que estuvo asediada durante cuatro meses, no queda un sólo recuerdo de la guerra; todo ha sido reconstruido. La explicación es bien sencilla, al ser ciudad Patrimonio de la Humanidad, la UNESCO se ha asegurado de recuperarla cuanto antes. Los cinco días que pasamos en Dubrovnik son de los mejores que he pasado nunca en ningún viaje.

Fortaleza, HR - 20230 Ston

Comentarios:Esta fortaleza erigida en el s. XIV se alza por encima del pueblo. Para llegar hasta ella tendrá que subir por una escalera que pone de manifiesto la originalidad del sistema defensivo y su original forma triangular: la base engloba el pueblo situado al pie de la pendiente mientras que los laterales suben por la ladera para acabar en una atalaya que ofrece un bello panorama del pueblo y del damero de las salinas. Dado su valor estratégico, el conjunto fue sometido a numerosas mejoras durante los tres siglos posteriores a su construcción.

Un lugar inevitable de ocio y descanso es la península de Pelješac, la más grande península croata después de Istria, que antiguamente perteneció a la República de Dubrovnik. Allí se conservan hasta la actualidad los muros de Ston, cinco kilómetros y medio de línea fortificada con baluartes que defendían el acceso a Dubrovnik. Es especialmente interesante el pueblo de Orebić, un centro marítimo del siglo XVIII donde incluso hoy las fachadas de las casas de las familias locales revelan la prosperidad y la riqueza de los navegantes que viajaron por todo el mundo e invirtieron sus ganancias en estas casas y palacios de piedra.

Otra cosa que os quería comentar, es que no dejéis de comer un buen puñado de ostras en Ston o en la península de Pelsejac. Sale a unas 8 o 10 kunas la ostra......a poquito más de un euro, dependiendo del restaurante, fresquísimas. Os aconsejo por unos 10 euros, un pedazo de plato de moluscos: que incluye mejillones normales, otros que se denominan "arca de Noé" buenísimos y con mucha carne, una especie de mejillones alargados (no recuerdo el nombre) que tardan unos 20 años en crecer y de los cuales sólo te dan 2 (pero exquisitos), y unos berberechos gigantes.........el mejor plato de este tipo que he probado, y más por ese precio. Todo esto lo podéis comer en Mali Ston (el puerto de Ston) junto a los criaderos y con unas vistas preciosas al mar, si podéis en cualquiera de los dos restaurantes que hay en pleno puerto, junto a la muralla. Os recomiendo también un arroz con productos del mar en Ston pueblo en Konoba "Bakus", y sus otras algo más baratas e igual de buenas, de quitarse el sombrero. El pescado blanco es caro, incluso más que en España, pero el marisco y los moluscos......están a un precio más que asequible.

Después nos dirigimos a la península de Peljesac en dirección a Orebic (1h. de viaje). Allí cogemos el ferry a Korkula que sale a por persona 1,64€ y el coche 7,94€. Hay ferries a las horas punta prácticamente todo el día, así que cogeremos el de las 16:00 ó el de las 17:00.

Dicen que Korcula es la isla con más leyendas y monumentos, y con Lokrum y Mljet, la isla croata más cubierta de bosques. Hacia el final del siglo XIII cerca de Korcula hubo una batalla naval entre Venecia y Génova. Marco Polo, el viajero famoso y escritor de cuadernos de viajes, de quien se cree que ha nacido en Korcula, estaba del lado de los Venecianos. Es una isla con muchas ciudades conocidas: Korcula, Lumbarda y Vela Luka, el caballero baila 'moreska' a partir del final del siglo XV, canteros famosos, marineros y armadores.

Korcula
La isla de Korcula está poblada de abundantes viñedos y olivos; su costa meridional la conforman pequeñas playas y tranquilas cuevas. La ciudad de Korkula aparece como una típica villa medieval dálmata, con torres rojas de defensa y casas apiñadas de tejados también colorados.
En la plaza de la catedral se intuye una fuerte influencia veneciana; incluso posee su propia catedral de San Marcos, con dos pinturas de Tintoretto. Junto a la seo se alza el palacio de la abadía, del siglo XIV, donde se conserva el tesoro de la ciudad; justo enfrente se encuentra el palacio Gabriellis (siglo XV) donde en la actualidad se ubica el Museo de la Ciudad, lugar en el que se exponen objetos de alfarería griega, cerámicas romanas y mobiliario. Según la oficina de turismo local, Marco Polo nació en la urbe, y hasta se puede echar un vistazo a la casa donde vivió.
Desde la ciudad es posible desplazarse a Lumbarda, una pintoresca localidad al sureste de la isla, que ofrece una bonita playa y está rodeada de viñedos que producen un vino blanco seco. También se puede llegar en fueraborda hasta la isla de Badija, donde existe una playa nudista. Pasar la noche en Badja incluye la experiencia de pernoctar en un monasterio del siglo XV, hoy convertido en hotel.
Korcula se halla aproximadamente a 20 Km. de la costa meridional croata, a medio camino entre Dubrovnik y Split. El ferry efectúa el trayecto desde ambos puertos hasta la isla.
Korcula
La isla de Korcula está poblada de abundantes viñedos y olivos; su costa meridional la conforman pequeñas playas y tranquilas cuevas. La ciudad de Korkula aparece como una típica villa medieval dálmata, con torres rojas de defensa y casas apiñadas de tejados también colorados.
En la plaza de la catedral se intuye una fuerte influencia veneciana; incluso posee su propia catedral de San Marcos, con dos pinturas de Tintoretto. Junto a la seo se alza el palacio de la abadía, del siglo XIV, donde se conserva el tesoro de la ciudad; justo enfrente se encuentra el palacio Gabriellis (siglo XV) donde en la actualidad se ubica el Museo de la Ciudad, lugar en el que se exponen objetos de alfarería griega, cerámicas romanas y mobiliario. Según la oficina de turismo local, Marco Polo nació en la urbe, y hasta se puede echar un vistazo a la casa donde vivió.
Desde la ciudad es posible desplazarse a Lumbarda, una pintoresca localidad al sureste de la isla, que ofrece una bonita playa y está rodeada de viñedos que producen un vino blanco seco. También se puede llegar en fueraborda hasta la isla de Badija, donde existe una playa nudista. Pasar la noche en Badja incluye la experiencia de pernoctar en un monasterio del siglo XV, hoy convertido en hotel.
Korcula se halla aproximadamente a 20 Km. de la costa meridional croata, a medio camino entre Dubrovnik y Split. El ferry efectúa el trayecto desde ambos puertos hasta la isla.

Isla de Korcula es una de las islas más verdes del mar adriático. Es también una de las destinaciones más populares del recorrido de esta parte del croatia. Como la mayoría de las islas croatas, los Griegos, que le dieron el Korkyra conocido Melaina o "Corfu negro" para su obscuridad y aspecto denso enselvado, primer colocaron Korcula. La isla sí mismo es rica en arte y cultura, así como la naturaleza hermosa tal como playas numerosas y bahías minúsculas y aisladas, islas pequeñas y deshabitadas y visiónes impresionantes. La ciudad principal en la isla también se nombra Korcula. Es una ciudad dalmatian emparedada medieval típica, con sus torres y racimo defensivos redondos de casas rojo-cubiertas. El polo de Marco (1254 - 1324) el mundo-viajero y el escritor famosos, así como un comerciante veneciano, es reputado haber sido nato en Korcula.In la vieja ciudad de Korcula en donde su casa supuesta del nacimiento se localiza. Será dado vuelta pronto en un museo del polo de Marco además del polo de Marco, Korcula tiene un arte largo y una tradición cultural, incluyendo museos, galerías y festivales. La danza Moreska de la espada, es drama/la danza populares famosos del mundo, que era todo jugado excedente mediterráneo. ahora se realiza solamente en Korcula. Korcula tiene mucho ofrecer a un visitante ver y aprender - su arte e historia, su cultura, los artes tradicionales y las habilidades de la albañilería de piedra y construcción naval, danzas de la espada, música, escrituras así como su habitante más famoso - el polo de Marco y su herencia, además de todas las bellezas naturales, las opiniones y las playas. El aeropuerto más cercano de Korcula es aeropuerto de Dubrovnik. Korcula es accesible del continente croata por vario balsea bastante fácilmente. ¡Recepción a Korcula!

KORCULA - la ciudad en la que las calles se cruzan en forma de "espina de pez"
La ciudad de Korcula fue construida en forma planificada y su estructura urbanística es un excelente ejemplo de construcción planificada de la Edad Media. El plano de la ciudad está adaptado a las características geomorfológicas del suelo mientras que los fundamentos para la construcción fueron puestos en el siglo XIII. Con una regulación urbanística racional la ciudad está dividida en dos partes, oriental y occidental y la divisoria entre las mismas es al mismo tiempo la calle central de la ciudad que luego se extiende dándole forma a la plaza central con la catedral.Como la ciudad está rodeada con muros, desde la calle central hacia el anillo de piedra que rodea a la ciudad descienden calles estrechas creando una imagen semejante a la espina de pez. Ese plano urbanístico tiene el mérito de haber logrado que las calles de Korcula estén bajo el sol durante la mañana y durante la tarde, mientras que al mediodía las protege del calor del sol la agradable sombra de los muros. De los monumentos arquitectónicos que se hallan dentro de los muros de la ciudad tienen valor especial la catedral, el municipio, el Tesoro de la Abadía y el Museo de la Ciudad. El Tesoro de la Abadía, ubicado en la parte sur de la catedral, con el tesoro depositado en 7 salas, representa posiblemente la colección de ese tipo más destacada en toda Dalmacia. Los objetos expuestos más valiosos que se hallan en la misma son los manuscritos iluminados del siglo XII, los hábitos bordados en oro, objetos de porcelana, oro y plata, cerámica medieval, rarezas numismáticas y muebles valiosos, mientras que en las paredes hay cuadros de artistas locales y extranjeros destacados desde el Renacimiento en adelante.Una particularidad más de Korcula es el Moreška – juego de caballeros en el que los bailarines con espadas luchan entre sí para ganarse el afecto de la muchacha. Este juego existe en Korcula desde el siglo XII.

El último ferry desde Vela Luka a Split es a las 13:45 y no creo k nos de tiempo, por lo tanto tendremos que volver a Orebic en ferry y desde Trpanj coger otro hasta Ploce. 3,83€ por persona y 13,15€ el coche. De vuelta para el hotel.

Miercoles 15 de Agosto:
Nos volvemos a London. Se acabó, txin-pon!!!

Páginas:

Oficina de turismo de Croacia Adriática Sobre Croacia Ferries Croacia











6 comentarios:

Mario dijo...

Hola Amaia, felicidades, trabajo muy bien hecho, parece que has estado en Croacia un año. Un saludo, mario

Amaia Cubo dijo...

Muchas gracias, Mario!!!

Mario dijo...

Queria mandarte esta pregunta en tu mail...pero vaya sorpresa...con tantos datos...no tienes ningun correo electronico, en el cual se te puede contactar, publicado en la pagina??!! Asi que...aqui viene la pregunta:
Quien publica los anuncios de google en tu pagina? No lo
se como funcciona este blogspot, pero espero que no te esten tomando el pelo?

Amaia Cubo dijo...

Espero que no me esten timando...Los anuncios son del propio Google: https://www.google.com/adsense/login/es/?hl=es

Mario dijo...

Hola Amaia
Ok, pensaba que gente de blogspot se aprovechaba publicando los anuncios en las paginas de sus bloggers.

Estrella Laborda dijo...

Muy buen diario!! Mucha información, con precios, anécdotas, gastronomia, historia,... muy currado.
Salgo en unos días para allí. Te imprimo, jjajajaa.
Gracias por escribir.
Estrella
(por si te interesa, viajarvienabudapest.blogspot.com)

Anuncios