martes, 26 de febrero de 2008

China: Hainan island, fotos

Atardecer en Guangzhou desde el Garden hotel. La bruma de la contaminación nunca deja ver totalmente el sol.Jardines del hotel. Son una pasada, cascadas, pagodas, estanques, fuentes...A la derecha estaba el restaurante donde podías comer en la terraza.The end of the earth, Hainan island. Tomamos un autobus desde el hotel, en Yalong bay y en 45 minutos estabamos allí. Eramos los únicos occidentales de todo el parque de modo que un montón de chinos nos hacían fotos destrangis. Allí nos dimos un baño que, con el calor que hacía (y eso que era diciembre), nos supo a teta. También tuvimos fans cuando nos estabamos bañando...Unos militares nos advirtieron que no podíamos meternos más allá de la cintura y después se sentaron en la arena a ver...como nadabamos.

Aquí estamos Marga, Tatiana y yo haciendo el mongolo. Ya que los chinos se hacían auténticos reportajes sin verguenza alguna (no sabéis que posturitas ponen en las fotos) pues...¡nosotras también!




La típica palmera tumbada por el oleaje y el viento fue el escenario de varias fotos. Estuvimos a punto de mandarla a nuestros amigos como felicitación navideña, pero nos iban a coger asco...


Casi nos escogorciamos para subir a esta piedra (bueno, y para bajar también...) y unos amables chinos se ofrecieron a sacarla. Esta playa estaba plagada de piedras con grabados, como el de la foto, de personajes importantes de la historia china.














Nashan culture tourism zone. El parque era enorme y no nos dió tiempo a ver todo lo que hubiesemos querido. La entrada era bastante cara para ser China (si no recuerdo mal unos 15€) pero merece la pena, era un lugar precioso. Allí sí que vimos algún que otro occidental...


La estatua de Kwan yin, la diosa china de la misericordia, una de las deidades más venerada en este país. Es enorme e impresionante. A sus pies nos pidieron los trabajadores del parque hacernos una foto con ellos...¡qué graciosos!


La estatua se encuentra en el mar y se accede a ella por un puente. Se podía entrar dentro de ella pero estaba...¿cerrada? no sé, no entiendo chino, había unas vallas y carteles cerrando el paso, es todo lo que sé...
Guerreros del templo de Nashan. Eran de unos 2,5/3 metros aproximadamente.
Un trenecito te hacia todo el recorrido sin desgastar pinrel. Lo tomamos a última hora porque no podíamos ya con las cachas. El precio de este tren era a parte de la entrada. ¡Qué ratas! Muchos elefantes de piedra por los jardines...¿por qué? ni idea. Si alguien se entera, que me lo cuente.

Anuncios