lunes, 10 de septiembre de 2007

La torcida, Hajduk Split



La afición del Hajduk Split tiene tras de sí una larga lista de conflictos que en algunas ocasiones han desembocado en la clausura del estadio Poljud. La última de esas joyas ocurrió a finales de la temporada de 2000, cuando el grupo ultra del Hajduk Split, conocido como «Torcida», invadió el terreno de juego durante un encuentro ante el Dinamo. Al respecto, la policía croata detuvo el 7 de agosto de 2001 a cinco seguidores violentos del Dinamo de Zagreb, sospechosos de atacar y herir gravemente, el 28 de mayo de 2001, a dos aficionados del Hadjuk Split que celebraban el título de liga conseguido por su club.
Solo unos días después, los miembros de la Torcida repitieron la acción en el campo del Rijeka. Provocados por el pésimo juego de su equipo, que perdía por 20, a los 66 minutos los hinchas del Hajduk saltaron la valla y se dirigieron hacia los seguidores locales, la Armada. Las fuerzas del orden tardaron mucho en reaccionar, así que los hooligans locales aceptaron el reto y entraron al campo para pegarse con los hinchas visitantes. El partido estuvo suspendido durante varios minutos, mientras en el campo del Estadio Kantrida se veían tristes escenas que lamentablemente marcaron la temporada en Croacia.
El Hajduk no conoce la derrota en su estadio en los últimos partidos continentales que ha dispuatdo. Es más, en la última década, en la que ha estado presente en siete ocasiones en competiciones continentales, sólo ha sufrido tres derrotas, ante Ajax, Schalke 04 y Steaua, destacando sus empates ante equipos de la talla de Fiorentina o el propio Ajax en una visita posterior.
En el estadio Poljud el Hajduk se muestra casi invencible. A los datos de derrotas anteriormente reseñados, cabe destacar que no encaja ningún gol en Europa desde la temporada 1997/98, ante el Malmoe. Desde entonces han sido incapaces de marcar Ferencvaros, Dunaferr, Levski Sofia y Fiorentina.
De la presión ambiental del Hajduk puede hablar muy bien Zoran Vulic. El ex jugador del Mallorca y entrenador del equipo de Split hasta hace dos meses cuenta su experiencia: «Es la afición más animosa de nuestro país. Cuando ganamos la Liga era espectacular cómo la gente se tiró al terreno de juego para festejarlo con nosotros. Y en la calle Split se paralizó. La afición es para el Hajduk como un delantero goleador».

Texto de Elmundo, imagenes Nogonet y fotopage.

Los fans llamados Torcida (desde 1950) tomaron su nombre de un grupo de aficionados brasileños, llamados torcidas, del portugués 'torcer' (alentar). Los aficionados llaman normalmente a los jugadores de Hajduk "bili" (viene de 'bijeli', la forma plural de blanco) y son el grupo de aficionados más viejo de Europa.



Anuncios